No pasa el tiempo para el navegante

  • La Fundación Caballero Bonald proyecta un documental sobre el escritor jerezano producido por Paco Lobatón El autor madrileño Julio Neira prepara una biografía del Premio Cervantes

El niño se hizo hombre, y luego sabio, en un mundo del que le pertenece nada y todo. Un realidad planetaria sobre una ficción infinita en la que el escritor José Manuel Caballero Bonald basa su existencia, tanto vital como literaria. Casi 87 años de memorias, algunas habitantes del olvido, más o menos acertadas, con una maleta llena de amigos y algunos enemigos "sin importancia", cargada de libros de poesía, novelas, ensayos, más memorias (otra vez)... Un autor que el próximo 23 de abril recibirá el Premio Cervantes en la Universidad de Alcalá de Henares y a quien la Fundación que lleva su nombre y el Centro Andaluz de las Letras dedican ayer y hoy unas jornadas en la ciudad llamadas 'Leyendo a Caballero Bonald'.

Y ayer, para conocer más de su vida y obra, se presentó en dicha Fundación un documental que se produjo en el año 2002 por el periodista Paco Lobatón, con el guión de Juan José Téllez. 'Hijos de Andalucía: José Manuel Caballero Bonald' hace un paseo biográfico con la propia intervención del autor por ese camino hecho de memorias del jerezano. Una serie que nació para acercar más a los ciudadanos las Medallas e Hijos Predilectos de Andalucía. Galardón este último que recibió Bonald en 1996.

Así, el autor hace sus confesiones, de la mano de Téllez, que consigue sonsacar al escrito algunos secretos, "aunque no todos". Un vídeo por el que han pasado más de diez años "y que sin embargo resiste el tiempo", asegura Lobatón, que se considera a sí mismo, "un aprendiz de lector y paisano de Caballero Bonald". Y entre esas confesiones habla Bonald de sus padres, abuelos y tatarabuelos, con orígenes franceses, malagueños, criollos..., "que me han aportado un enriquecimiento cultural". Y uno de estos abuelos, de la familia "de los acostados", sí, esos Bonald a los que les gustaba ver pasar la vida desde la cama, sólo se levantaba los jueves para llevar a sus nietos a hacer tropelías un tanto 'prohibidas' para un niño como saltar por los pretiles, beber agua de los caños de forma salvaje... O cuando su afición por la química casi le lleva a provocar algún que otro incendio. También pasea el documental por los sueños de Bonald de ser navegante, más por amor a la literatura que por el mar, del que tampoco se puede alejar mucho tiempo, a pesar de la repudiada humedad que tanto afecta al autor. Habla de la vendimia, su amada vendimia, de las fuerzas que le empujaron a marcharse de Jerez por esa dualidad social que se vivía en la propia ciudad; sus años de profesor universitario en Bogotá, donde tuvo a su primer hijo, escribió su primer libro, Dos días de septiembre, y seguramente plantaría un árbol. La huida del franquismo, la juventud, los amigos, los primeros encuentros amorosos... Su pasión por el flamenco, "una llamarada de genialidad que a muchos andaluces no interesa". Su paraíso Argónida, el Coto de Doñana, en cuya desembocadura naufragó dos veces, "Y dicen que si ya hay una tercera no te mueres nunca".

El documental estuvo aliñado con una mesa redonda conformada por los escritores Julio Neira y Aurora Luque, así como el propio Lobatón, moderada por el gerente de la Fundación, Fernando Domínguez. Luque se centró en el poemario Entreguerras o De la Naturaleza de las Cosas, y Neira desveló algunas páginas de su próxima obra, una biografía de Bonald, en la que la memoria que a veces falla es corregida por la realidad. Como que Bonald nació en Pedro Alonso 5 y al poco se trasladó a Caballeros, o el primer artículo que escribió Bonald para un periódico local que narra las aventurar circenses de Gabi, Fofó y Miliki en 1946.

Unas jornadas "modestas pero con el suficiente guiño" a la vida y obra de Bonald, tal como dice el director del Centro Andaluz de las Letras, Juan José Téllez. "Aunque el mejor homenaje que se le puede hacer a un escritor es leer su obra ahora, antes y después", dijo el coordinador de la cita Jesús Fernández Palacios. Un autor (Bonald) -añade - que quizás "se ha considerado prematuramente un clásico", aunque sin duda está en "la senda maravillosa de convertirse. El tiempo dirá".

Para la jornada de hoy está previsto un encuentro con alumnos de Secundaria que leerán poemas del autor a partir de mediodía en la Fundación. Mesa redonda a las 18 horas con José Ramón Ripoll, Luis García Montero, Felipe Benítez Reyes y Jesús Fernández Palacios, que analizarán la obra poética de Bonald. Julio Manuel de la Rosa hablará sobre las novelas y las memorias del autor a partir de las 20 horas, con Ricardo Rodríguez como moderador. El Centro Andaluz del Flamenco , en el Palacio Pemartín, acogerá la última cita del ciclo, con José María Velázquez-Gazteul y el cantaor Fernando de la Morena, a partir de las 22 horas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios