Antonio López Hidalgo. Periodista y escritor

"El periodismo debe volverse más canalla"

  • El profesor de la Universidad de Sevilla acude a la Fundación Bonald para la clausura del taller 'El arte del artículo', coordinado por Mauricio Gil

-Primera pregunta obligada, ¿cuál es el arte del artículo?

-Sería difícil de explicar. Ahora que está tan de moda, sería como hacer un MasterChef con las palabras, jugando con la realidad, con el acontecimiento que cuentas desde un ángulo que no lo cuenta nadie más; manejar la palabra como pocos la pueden manejar y no echarle demasiada sal ni poca, como en toda buena olla.

-¿El autor nace con esa 'chispa' o se puede adquirir?

-El poeta nace pero también se hace. Con muchísimas técnicas se aprende, pero evidentemente leyendo y escribiendo uno trae ya una imaginación, una inteligencia y una capacidad de trabajo que siempre ayuda. Pero si te empeñas, la constancia hace que cualquiera pueda ser un buen escritor o periodista sin duda.

-En sus estudios la columna parece ser la utopía de la libertad.

-El género tiene esa libertad, luego el medio y las circunstancias (económicas o políticas) hacen que se restrinja. Pocos géneros, tal vez ninguno, tenga esa capacidad.

-¿Existe el periodista libre?

-Sí, lo que pasa es que nosotros en España estamos pasando por unas circunstancias muy concretas de precariedad. Autores latinoamericanos o estadounidenses hacen un periodismo autónomo de unas posibilidades tremendas. Está de moda el periodismo de inmersión, narrativo que está generando auténticas joyas, como Leila Guerrrero, Lydia Cacho o Gabriela Wiener.

-¿Cómo afecta esa precariedad?

-Afecta desde hace bastantes años, lo que ha hecho la crisis es acelerar y magnificar este concepto. Si el periodista no tiene dinero ni tiempo no le permite elaborar sus textos, ni a la hora de escribirlos ni de investigarlos, eso crea poca capacidad de lectura y movimiento. La precariedad acaba con el periodismo y las empresas.

-¿A qué obliga la crisis?

-La crisis nos está llevando a hacer un periodismo kleenex, del día, basado en las declaraciones, en ruedas de prensa (a veces sin preguntas), en notas de prensa, comunicados... Es decir, las noticias ahora no vienen del periódico ni de los medios, nace en las instituciones y los partidos, aunque lleven tres meses de vida; en sindicatos, en ONGs... El periodista es un portavoz, un puente entre el público y las instituciones.

-¿También ha afectado a la columna?

-La columna ha perdido velocidad. Se ha vuelto más parca, más monótona, menos arriesgada, menos poética, menos denunciadora, menos grosera... Antes era todo eso, hoy tiene un encefalograma casi plano. Surgió en un momento de la transición española donde había un nuevo periodismo, pero la columna llegó más allá.

-¿El periodismo debe ser más canalla?

-¡Debe volverse mucho más canalla! La primera cualidad de la columna es que el lector denote el estado de ánimo del columnista. El columnista debe ser el termómetro de la sociedad, si no dicen nada, la sociedad no dice nada y es que está en un momento de agonía, que es lo que pasa ahora mismo en España.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios