"No podemos dar abasto a todos los que hoy quieren aprender español"

  • La directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, dice que todos los días reciben peticiones para abrir nuevas sedes · "Es una lengua de paz pero también de futuro"

Carmen Caffarel, directora del Instituto Cervantes desde julio de 2007, aseguró ayer en una conferencia oganizada por el Grupo Joly que "el español es una lengua de futuro y posibilidades profesionales, un idioma de paz y diálogo internacional que hablan 450 millones de personas hoy en todo el mundo". Según Caffarel, que es catedrática de Publicidad y Comunicación Audiovisual de la Universidad Rey Juan Carlos y doctora cum laude en Lingüística Hispánica por la Complutense, "cuando uno sale fuera de España se da cuenta de la grandeza y el poderío de nuestra lengua, que cada vez es más valorada en todos los países".

La directora del Cervantes, que ya dispone de 71 centros en 41 países, explicó que "no podemos dar abasto a todas las personas que quieren aprender español por el mundo" y argumentó que están llevando a cabo un proceso de expansión moderado pero muy importante. Desde que asumió el cargo han abierto 10 sedes y para finales de 2010 tienen previsto estar presentes en 78 ciudades de 44 países. Este año se abrirá en junio el centro de Sidney y para después del verano han dejado las inauguraciones de las sedes de Nueva Delhi y Gibraltar. Caffarel repasó la mayoría de edad del Instituto Cervantes -cumplió 18 años en marzo- y en su balance lo definió como una "institución de consenso, que ha tenido siempre el respaldo de todos los partidos políticos y los agentes sociales de nuestro país".

Es más, Caffarel aseguró que "el prestigio y mérito del Instituto Cervantes están vinculados a la fuerza y grandeza de nuestro idioma" y recordó que, a pesar de los pocos medios materiales y humanos con los que cuentan, han pasado de 700 a 5.500 actos culturales (entre los que destacan 3.000 proyecciones y ciclos de cine, mil conferencias y 600 conciertos) y de 14.000 alumnos a más de 180.000 a lo largo de los 18 años de vida. El presupuesto ha pasado de 4.219 millones de las antiguas pesetas a más de 16.000 (102 millones de euros) y, aún así, Caffarel considera que es insuficiente para dar respuesta a las peticiones de nuevos centros que llegan todos los días desde diferentes países. "Gestionamos muy bien el dinero que recibimos de los contribuyentes", reiteró la directora del Cervantes antes de detallar que disponen de más de un millón de volúmenes en las 70 bibliotecas que tienen repartidas por el mundo.

Caffarel sostuvo que la creación del Cervantes fue todo un "hallazgo" porque no existía ninguna institución con la tarea de difundir nuestra lengua y cultura por el mundo. Esta experiencia sí la habían puesto en marcha otros países como Alemania en 1951 con el Goethe o Italia en 1945 con el Instituto Italiano de Cultura. La directora subrayó asimismo que la lengua española seguirá creciendo a pasos agigantados y puso como ejemplo Asia Pacífico, donde miles de personas se están matriculando por la cercanía de un continente emergente como América.

Es más, Carmen Caffarel se mostró ayer convencida de que "Estados Unidos será en unos años un país bilingüe". Otro de los aspectos que repasó fue el de la promoción cultural, aseverando que "no publicamos, pero ayudamos a dar a conocer todas las publicaciones en español". De hecho, la directora del Instituto Cervantes aprovechó la ocasión para manifestar que el 75% del cine en español que se difunde por el mundo no hispanohablante lo hace a través de la institución que dirige. Sobre los objetivos en la gestión del Instituto Cervantes a medio y largo plazo, la conferenciante hizo alusión principalmente a la combinación de crecer y mejorar, de manera que la expansión no acabe incidiendo negativamente en la calidad de los servicios que vienen prestando a alrededor de 180.000 alumnos.

Otro reto que planteó es el impulso decisivo de las nuevas tecnologías. "Somos conscientes de que los jóvenes que ven en el español una lengua de futuro se comunican a través de Internet", matizó. Por último, la doctora en Lingüística precisó su intención de diversificar el español como lengua necesaria y de oportunidades y no sólo como un idioma de tradición y cultura. En este sentido, la institución ya ha puesto en marcha el único canal de televisión cultural en español que existe, Cervantes Televisión, que permite recibir formación sin asistir a clase.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios