David Navarro. Técnico de sonido

"Nos podemos permitir el lujo de grabar aquí al mismo nivel que en Inglaterra"

  • El fundador de los jerezanos 'Wk Studios' es invitado por la prestigiosa firma londinense 'Abbey Road' para realizar unas pruebas de 'mastering' con algunas canciones del grupo 'Los Delinqüentes'.

Comentarios 3

Quién no conoce los estudios 'Abbey Road', donde The Beatles grabaron algunos de sus míticos discos e hicieron inmortal aquel famoso paso de cebra. Pues bien, el jerezano David Navarro, fundador de la empresa jerezana 'Wk Studios' se ha convertido en uno de los pocos técnicos de sonido andaluces que ha sido invitado por la firma londinense para trabajar por unos días allí y probar la tecnología con la que ellos producen sus discos. Músico de numerosas bandas y artistas tanto locales como del resto del país, en sus comienzos nunca quedaba satisfecho con las grabaciones que salían de los estudios. David ha buscado siempre ese sonido perfecto y por ello empezó con una pequeña 'instalación' que se ha ido convirtiendo con el paso de los años en un gran estudio ('Wk Studios'). Ha sido tour management de 2006 a 2011 con el grupo 'Los Delinqüentes', ha producido a 'Smiling Bulldogs', ha realizado una decena de discos de flamenco para Emi-Japón, para el sello italiano Mellow-Records y el francés Musea-Record y es especialista en rock progresivo. La experiencia le avala. David acaba de regresar de Londres.

-De Jerez a Londres pasando por Abbey Road.

-Sí, ha sido un poco de suerte. La primera relación que tuve con los 'Estudios Abbey Road' fue con la adquisición de una serie da aparatos que ellos mismo fabrican, ya que Abbey Road, además de ser estudio de grabación, tienen una unidad que se llama 'Chandler Limited' en la que se comercializan productos analógicos realizados con la tecnología de época de los 60. Fue entonces cuando me ofrecieron la posibilidad de hacer unas sesiones de mastering allí durante dos días. Si estaba interesado tenía que cumplir unos requisitos. Les envié canciones de grupos que yo había grabado en mi estudio y me aceptaron.

-Pero explíquenos, ¿qué es exactamente un mastering?

-Es la tercera fase de la grabación de un disco. Está la maquetación y producción, que se hace fuera del estudio; la grabación por pistas, que luego se mezclan en el propio estudio, y el mastering o darle formato a ese conjunto de canciones para que queden uniformes, tengan presión sonora, unos niveles que le dan un colorido final. Quedan más suaves, más dulces, más bonitas... Hay masters que tienen fotos interactivas, multimedia y todo. Digamos que es el broche. Ellos (Abbey Road) le ofrecen esta oportunidad a los clientes, sobre todo, a los países que menos les visitan. Y España es de los que menos. Lo que hacen con esto también es darse a conocer con más intensidad. Hay muchas empresas que hacen mastering, pero siempre hay un color especial en los estudios grandes. Tienen una gama de materiales altísima.

-¿Qué canciones eligió para la ocasión?

-Pues títulos del disco del X aniversario de 'Los Delinqüentes' que, aunque ya están masterizados y en el mercado, el objetivo era hacer una especie de comparativa, una formación y que veamos cómo se trabaja allí. Te brindan las instalaciones y un técnico. He trabajado al mismo nivel que si estuviese haciendo una producción. Es la primera vez que visito estos estudios, aunque con 'Los Delinqüentes' intentamos visitarlos una vez que fuimos a Londres y no nos dejaron entrar porque teníamos que solicitar unos permisos.

-Eligió además a un técnico de los estudios muy importante.

-Sí, con Steve Rooke, uno de los ingenieros más consolidados tanto en este estudio como en otros proyectos. La verdad es que me ha prestado toda la ayuda posible y me aseguró que la mezcla previa al mastering estaba muy bien hecha, a la que le ha hecho pocos matices. Incluso yo me atreví a hacer modificaciones y las entendió. Nos han tratado muy bien.

-De todas las canciones que podría haber escogido, ¿por qué se llevó la música de 'Los Delinqüentes'?

-Por una cuestión técnica, porque sabía que el ingeniero que había elegido había hecho mucho pop y rock, pero nada de flamenco. Sabía que le iba a prestar más atención a este trabajo. Son temas de una gran dinámica, complicados y allí los han afrontado con otro color. Y ahí es donde mi parte técnica entró en acción también. Lo que yo sacaba de todo esto es que si yo de Abbey Road me traía esos temas y el diferencial sonoro no es tanto al que yo tengo en Jerez, quería decir que el producto que sale de mi estudio está bien. Es una formación mutua. Bueno, y la experiencia de haber trabajado allí y agradecer que me hayan hecho esta propuesta. Además de probar aparatos que luego puedo comprar.

-¿Y ha sido así? ¿Está Jerez al mismo nivel?

-La verdad es que me ha ido bastante bien. Lo mejor de todo es que me he dado cuenta de que el resultado final está al nivel de nuestro estudio, es decir, que se puede trabajar a ese nivel desde aquí. Lo que me queda por adquirir, más que conocimiento, es experiencia. Estamos a la altura de un mastering de Abbey Road, de hacer cosas con la misma contundencia, calidad y calidez de allí. He aprendido que me queda poco que aprender (ríe). Aunque sí es cierto que volveré como cliente para poner el broche a algunos de mis nuevos proyectos, por seguir ganando experiencia, no por resultados. Los grupos se pueden permitir el lujo de encontrar en mi estudio aquí, el nivel de allí.

-Usted será de los pocos jerezanos y españoles que ha grabado en Abbey Road.

-Sí, han ido muy pocos. Tres o cuatro. Hombre, estos estudios son un mito y trabajar allí unos días es un gran salto de todo lo que se puede aprender. Su filosofía de trabajo, su estilo, ver los colores con los que trabajan en su tecnología y cómo los trasladan a diferentes músicas...

-¿Qué proyectos tiene ahora de futuro? Porque esto le habrá motivado al máximo.

-Sí (risas). Tengo a la vista la creación de 'Wk Producciones', que se dedicará a la producción en otros sectores y a trabajar la producción artística en la fase del directo, relacionado con la parte de la grabación. Será una herramienta fundamental con la filosofía que se tenía antes, es decir, crear un estudio para abaratar costes y no tener que contratar. La presentaré en Madrid y me gustaría que estuviera creada en 2014. Es darle más vidilla a una época que se está acabando. Mi objetivo con todo esto es que los discos de Jerez suenen como los de los yanquis y los ingleses. Todos saben las diferencias que hay entre los discos que se hacen fuera y los que se hacen aquí. Los primeros están muy por encima. Yo quiero ver qué hay ahí para traerlo aquí. Tengo material de primera línea, pero falta algo más, una magia, un concepto, y para descubrirlo hay que ir allí, a Abbey Road, por ejemplo. También estoy en proyectos de autoproducción, de primeros discos, con artistas que trabajan con la misma filosofía que yo, sin ver lo económico, ni fechas de entrega... Sólo el interés de hacer música. Como el grupo 'Smiling Bulldogs', que nació en este estudio, con un sonido puro. Ahora estoy con otro grupo que se llama 'Granfan', con perspectivas de hacer cosas en Inglaterra.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios