Página clásica

El presente de la memoria colectiva

 ALBERTO Jambrina y Pablo Madrid son dos músicos cuya solidez en el campo de la investigación ha quedado más que demostrada. De consolidada formación académica apostaron en su día por la recuperación de la materia musical  de tradición oral en la provincia de Zamora y su área de influencia. Una provincia con clara vocación transfronteriza  de la que no haremos una valoración equilibrada si no dirigimos la mirada al otro lado de la raya en Portugal; si no se tiene en cuenta “lo gallego “, por poner dos casos, pero seguro que hay más. Es de las tierras del noroeste peninsular una de las más permeables, su situación geoestratégica la han convertido en lugar de trasiego que le ha marcado transculturalmente, por lo tanto es importante que para  aprender sobre uno mismo es tomar en serio las culturas de los otros, eso lo saben Alberto y Pablo. 

Buenos conocedores de los distintos objetos sonoros (textos, melodías, instrumentos, prácticas etc...) ,   el trabajo de campo ha sido y sigue siendo una de las  grandes bazas con las que cuentan estos dos grandes intérpretes,  por lo tanto  habría que decir que no hay  en el sentido absoluto y transcendental, comunidad, cultura o sistema social  sino la percepción e interpretación que se hace de las mismas por alguien, por lo tanto la imagen proyectada en este trabajo es la visión de dos investigadores que han querido reflejar el estado de la cuestión lo más fiel a esa visión.

Arbolito Florido es el título del registro aunque el subtitulo, que a la vez encabeza a este artículo es más significativo, ellos recogen una parte de la tradición  y la reformulan.  Este disco es un canto a la renovación del ciclo vital, la portada por conceptual proyecta  en cierto modo esa intención: la metáfora del árbol. 

Aquí quedan reflejados treces cortes que abarcan distintas maneras de concebir lo rural pero también lo urbano, dos modelos necesitados el uno del otro para su propia supervivencia: bailes charros de Sayago; jotas y brincaos alistanos; temas de baile para ‘las aguedas’ de carácter circular,  cuyo ritmo nos recuerda a las charradas salmantinas que han pervivido en formaciones de charanga; repertorio dulzainero  de fiesta y pasacalles; romances; elegantes toques de flauta y tamboril; temas de carácter erótico festivo; muñeiras;  piezas de tradición europea como las polcas y el fox;  sin olvidar lo que vino de las Américas.

Jambrina & Madrid no alardean , no intentan demostrar nada, su trabajo les avala, son observadores participantes que tienen más que metabolizada su cultura musical,  de ahí que este disco parezca desprovisto de aderezos, una característica muy común en los dúos, pero que se nos revela muy trabajado y a conciencia. Estamos ante un proyecto sonoro  de referencia al que se le ha de dedicar una atenta escucha por cuanto comporta una singular mirada desde dentro. 

Arbolito Florido. Alberto Jambrina y Pablo Madrid. jambrinaymadridfolk@yahoo.es. facebook.com/jambrinaymadridfolk 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios