Un libro recoge las citas literarias que tienen al Tío Pepe como referencia

  • Su autor es José Luis Jiménez García, quien también ha publicado otra obra sobre el eclipse de sol de 1870

La bodega González Byass ha editado un libro, realizado por José Luis Jiménez García, donde se recogen las más famosas referencias literarias al fino Tío Pepe, referencias que han sido recopiladas por el autor a lo largo de los años en esta publicación que lleva como título 'El Tío Pepe: De la copa al libro'. En este folleto además las citas se encuentran tanto en castellano como en inglés.

Según explica el autor, "el Tío Pepe no sólo se guarda en el apacible y umbrío interior de las botas de las bodegas de González Byass, sino también en las páginas de millones de volúmenes en las librerías y bibliotecas del mundo entero, dispuesto a ser disfrutado por aquellos que sepan paladear un buen vino y divertirse con una lectura amena".

Una de las primeras citas que recoge es la de la novelista y periodista gallega Emilia Pardo Bazán, quien en su obra 'Insolación' (1889) escribió que "todas las penas ajogadas en Tío Pepe se fueron a paseo".

Pero no sólo los escritores españoles han hecho referencia a este vino en sus obras. Así, el norteamericano Ernest Hemingway (899-1961) escribió en 'El paraíso del Edén' que "el camarero había llevado un Tío Pepe a Marita y un whisky con Perrier a David". Hasta Graham Greene escribió en 1978, en 'El factor humano', que "era extraño pensar que había habido una vez en que él y su mujer fueron lo bastante próximos para compartir el espasmo sexual del que había salido aquella joven belleza que con tanta elegancia bebía su Tío Pepe".

También citó a este fino el norteamericano Paul Bowles en 1949 en 'El cielo protector': Mientras se instalaba en la otra punta, el muchaco dijo con un fuerte acento inglés: Otro Tío Pepe, empujando la copa hacia el barman. Port recordó las frescas bodegas de Jerez donde le habían ofrecido un Tío Pepe".

Estas son sólo algunas de las citas realizadas por José Luis Jiménez, quien también es autor del libro 'Los astrónomos coronaron al astro rey en Jerez el 22 de diciembre de 1870'. En esta obra, editada con la colaboración de la Fundación Teresa Rivero, Jiménez cuenta el estudio del eclipse total de sol del 22 de diciembre de 1870 que realizó un grupo de astrónomos americanos, estudio que sirvió para que el nombre de Jerez fuera incluido a partir de ese día en los anales de la astronomía. El filósofo y científico estadounidense Charles Sanders Peirce, miembro de la United Coast and Geodetic Survey, llegó a Jerez en noviembre de 1870.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios