El refugio del arte

  • Gerardo Núñez inaugura un tabanco en el que cultura y vino son protagonistas

Comentarios 3

"Un refugio para la cultura en tiempos de crisis, con una intención libre", así nace el 'Tabanco del arte', un espacio para los artistas en el que intercambiar experiencias y trabajo, que fue presentado en sociedad la pasada noche del martes, y que se encuentra ubicado en una nave a la entrada de Trebujena. El periodista y crítico de flamenco Fermín Lobatón fue el encargado de conducir el acto, quien hizo además un brindis por la iniciativa y "por todas las ideas que no paran de bullir en las cabezas de Gerardo Núñez y su mujer, Carmen Cortés", precursores de este proyecto ya hecho realidad, nacido en el seno de la fundación que lleva sus nombres.

A la cita acudieron numerosos amigos y amantes del flamenco, como una delegación de la peña flamenca 'La Platería' de Granada, guitarreros del Albaicín, escultores como Antonio Pico, entre otros muchos artistas, que disfrutaron de las actuaciones del propio Gerardo Núñez, el cante de Alba Bazán, David Carpio, Pruaño, las guitarras de Javier Patino, Manuel Valencia, Antonio Carrión y la percusión de Ángel 'El cepillo', entre otros.

El 'Tabanco del arte' fue originalmente la nave en la que la Fundación Gerardo Núñez y Carmen Cortés guardaba sus escenografías, y de hecho allí permanecen los miles de zapatos de la obra Las mujeres de Lorca, o los 'restos' de Salomé y La Celestina. "Con esta tabanco ponemos nuestro granito de arena. Hemos abierto una plaza para que podamos, a partir de la primavera, tomar el vino que hacemos los artistas y escuchar buena música, con la posibilidad de que los artistas puedan presentar sus trabajos y expresarse. Lo queremos hacer en armonía con el pueblo, con la gente, con todo el mundo. Empezaremos con Jorge Pardo Trío". "Los músicos -añade-, somos conscientes de que hace falta crear, invertir. Ahora que me han nombrado consejero de la Sociedad de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes (AIE), vamos a intentar traer hasta aquí el ciclo 'Jóvenes flamencos en ruta' que organiza esta entidad".

El objetivo es que el tabanco sea un "espacio estable en el que todos los fines de semana haya conciertos o que nos reunamos en torno a una figura artística, que no tiene por qué ser flamenco. Lo que queremos es que se autofinancie. Sólo servirá puntualmente para este tipo de actos, no será un tabanco a la vieja usanza para tomar vino y comer ajo. Sólo se podrá consumir mosto, el que hacemos aquí", concluye orgulloso el guitarrista.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios