El renacimiento de una publicación histórica

  • La revista 'Sevilla Flamenca' inicia una nueva etapa con un número dedicado al legendario tocaor

La revista Sevilla Flamenca, que fundara Manuel Herrera Rodas en 1980, como una publicación de la Federación provincial de Sevilla de Entidades Flamencas, vuelve a estar en la calle después de más de diez años de silencio. Su nº 100, y último de la serie en sus dieciocho años de existencia, se publicó en el mes de febrero de 1997. El nº 1 de su III época está fechado en el pasado octubre y, aunque no se menciona explícitamente, se adivina que su periodicidad será mensual. Dirigida por el periodista Alberto García Reyes, la revista se presenta en un formato grande, de tamaño similar a los tabloides, y a todo color.

Precisamente, este primer número dedica una amplia sección monográfica de más de veinte páginas a la figura de Diego del Gastor. En ella se incluye una amplia entrevista de Fernando González-Caballos con su sobrino y tocaor Paco del Gastor y una serie de interesantes artículos que vienen avalados por firmas más que acreditadas en el conocimiento del toque del maestro. Así, el profesor y guitarrista Eduardo Rodríguez esboza una teoría musical seria y rigurosa, el miembro del Foro Flamenco de Morón Pedro Luis Vázquez hace un recorrido biográfico no exento de apuntes sobre el estilo, y el productor Ricardo Pachón incide en la perfecta rítmica de la guitarra de Diego en el artículo titulado Las matemáticas del flamenco. Tres breves piezas extraídas del libro Guitarras de Cal de González-Caballos vienen a expresar tres distintos puntos de vista sobre la obra de Diego del Gastor. Así, Paco de Lucía es de la opinión de que el tocaor es producto de una leyenda que inventó el americano Donn Porreen, aunque reconoce que "tenía mucha gracia tocando". Curiosamente, de uno de los maestros reconocidos por el de Algeciras, Niño Ricardo, se recoge un testimonio en el que cuenta cómo le impresionó el toque de Diego. "Nosotros -dice- somos los virtuosos, perdidos de la técnica, mientras Diego es el alma". Por último, el estudioso y también guitarrista José Manuel Gamboa sitúa al maestro en una coordenada histórica, la escuela de Paco de Lucena, y califica su toque de "bordonudo y pastueño".

El número se completa con una larga entrevista del director de la revista con el guitarrista Manolo Sanlúcar, y otra -que se ofrece sin firma- con Farruquito. A ello se le añaden secciones de actualidad, agenda, opinión, efemérides (25 años sin Antonio Mairena) y de crítica de libros y discos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios