La resistencia mira al cielo

  • El jerezano Juan del Junco inaugura mañana en PhotoEspaña una muestra-metáfora de "pájaros y europeos en vuelo" en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.

No canta, ni baila, pero es de Jerez. Tiene un nombre muy flamenco, Juan del Junco, y un aire gitano también. Pero su arte mira al cielo. "Yo soy un birdwatcher", se define. Un niño que se crió entre libros de pájaros de los años 60, que formaban parte de la biblioteca de su padre, el conocido ornitólogo Olegario del Junco. Y entre sus favoritos, 'Oiseaux En Vol' (Pájaros en vuelo), del naturalista y fotógrafo suizo Charles-André Vaucher, y 'Twenty Six Gasoline Stations', de Ed Ruscha. Licenciado en Bellas Artes, fotógrafo, profesor..., con un potente currículum de exposiciones y premios detrás, regresa por cuarta vez a PhotoEspaña con una muestra que parte "de una resistencia a la fórmula del fotolibro, porque yo no hago fotolibros, yo hablo de libros".

'Conceptual Andalusia: Européens en vol' (Europeos en vuelo), que se inaugurará mañana viernes, 3 de junio, a las 19 horas en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid, alza el vuelo a raíz de la base de la memoria del jerezano y la admiración de ese trabajo fotográfico de artistas de los 60. Cuenta como comisario con la figura de Sema D'Acosta. "Hago una mezcla. Los artistas hablamos de muchas cosas, no sólo de una. Yo no hago fotos de pájaros, hago metáforas. Todo ese trabajo de Pájaros en vuelo yo lo convierto en un proyecto-metáfora de Europeos en vuelo", explica. Un libro deshojado, cuyas hojas hacen de las paredes del Museo Nacional un libro, un relato que cuenta los cinco meses que Del Junco se sumergió en los carrizales, lagunas, cañaverales de las provincias de Cádiz y Sevilla, como un pájaro más, aunque más bien, "como un loco, haciendo compulsivamente fotos de pájaros volando, que son esos europeos en vuelo a los que me refiero". Y en mitad de todas las fotos de aves, dos humanos, dos españoles que observan casi sin ser vistos (sólo por Juan) el paisaje. Debajo de su imagen, el número de españoles que han emigrado durante la crisis (2.305.030). "Ahí es donde está la metáfora. Parto de mi memoria que son libros de pájaros antiguos, con mucho grano, blanco y negro, una época en la que la calidad no era como la de ahora, y en la que el fotógrafo de pájaros no buscaba que se viese la última pluma. De ahí lo mezclo con esos artistas conceptuales de los 60 y hago una resistencia al fotolibro. El espectador va a ver un libro, 63 fotos, páginas enmarcadas, que son una exposición, con el estilo y el tratamiento de la época", detalla el autor. Las fotografías van acompañadas de una serie de números, por ese afán clasificatorio del artista jerezano. Obras nuevas que se muestran por primera vez y que tienen relación con la idea de paisaje del autor, que convierte cada incursión en el entorno salvaje en un rito. "Me apasiona perderme por los tarajales, las cañas, estar solo y buscar a los pájaros. Creo que dejo de ser yo para formar parte del paisaje. Es un ritual".

Hay que recordar que PhotoEspaña está dedicado este año a Europa, Festival en el que Del Junco es la cuarta vez que participa. "Creo que esta muestra, a diferencia de otras que he hecho sobre naturaleza, es más conceptual, es un trabajo más maduro. Tiende mucho más que a las formas, a las ideas. No me considero fotógrafo, sino un artista que utiliza la fotografía, un artista visual. Tengo un pie en la fotografía y otro en el arte contemporáneo, y utilizo uno u otro según me convenga". Del Junco inaugurará próximamente además en la malagueña galería Isabel Hurley, y en la actualidad expone en el CAAC de Sevilla, tiene una colectiva en el sevillano Cicus y en Madrid en La Casa Encendida. Y como reto, lo más próximo podría ser ir a Colombia a vivir, a llevar a cabo otra resistencia: el descubrimiento, el suyo propio, respetando la cultura americana, nada que ver con el de Colón, "que me pareció un genocidio".

Profesor de la Escuela de Arte de Jerez, critica el sistema educativo español. "La Escuela de Arte debería ser la cantera de artistas y profesionales jerezanos, algo fundamental para una ciudad tan acultural como esta, donde la oferta cultural es cero y no hay interés hacia ella por parte del Ayuntamiento. Aquí no hay nada. Es una ciudad muerta y me entristece porque es mi tierra". "La Junta de Andalucía -añade- debe apostar al máximo por la Escuela de Arte de Jerez. Se trata de hacer un trabajo fantástico pero no hay medios".

En continua resistencia, Del Junco no se resiste sin embargo a llevar a cabo sus sueños, a darle alas precisamente, a mirar al cielo y a seguir hablando de libros con su fotografía. A mirar a cada ser vivo como algo único. A deshojar sus historias y darles vida en otro formato mucho más amplio. Metáforas en b/n y a golpe de ruido inspiradas en los 60, que son la realidad de hoy.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios