"El retablo de Jerez es lo más magnífico que pintó Zurbarán en toda su vida"

  • La autora presentará hoy, a las ocho de la tarde, en González Byass 'Así en la tierra como en el cielo. Zurbarán y el retablo de la Cartuja de Jerez'; un paseo por los espacios en los que se concentraba la obra del extremeño

Comentarios 6

Odile Delenda es una amante de Zurbarán, con todas sus consecuencias. Habla de él como si lo conociera de toda la vida. Y tal vez sea así, ya que le ha dedicado 25 años de estudio. Un poco sobre ella: en 1978 obtuvo el Diploma de Estudios Superiores de la Escuela del Louvre donde desempeñó el cargo de profesora de Pintura Antigua durante cinco años. En 1985 concluyó su tesis doctoral cum laude sobre la 'Iconografía de Santa Magdalena después del Concilio de Trento'. Hasta 1990 fue Chargée de mission en el Departamento de Pintura del Louvre. Desde 1989 es investigadora en el Wildenstein Institute (París) y se ocupó de la documentación de la pintura española en el Servicio de Documentación del Museo del Louvre (1990-2007). Es especialista en pintura del Siglo de Oro español e iconografía religiosa. Hoy, a las 20 horas, en González Byass presenta su libro 'Así en la tierra como en el cielo. Zurbarán y el retablo de la Cartuja de Jerez de la Frontera' (Remedios, 9 de libros El Laberinto), que cuenta con el prólogo de Enrique Valdivieso y la colaboración de Cajasol.

-¿Qué tiene Zurbarán que no tienen otros pintores? Está usted muy volcada en él.

-(Risas). Trabajo en Zurbarán desde hace 25 años y le tengo mucho cariño. Es un pintor que me parece muy moderno para su época, porque sigue todas las indicaciones que le dan todos los comitentes. Y su forma de trabajar, que es un poco escultural, en nuestro siglo la entendemos bien. Ha tenido tanto éxito..., fue durante 25 años el pintor favorito de toda Andalucía y todos los encargos los hacía con naturalidad. Es lo que llegó con la reforma católica: que la gente entendiera bien, que no fuera complicado, como el arte manierista.

-¿Qué le emociona del retablo de Jerez?

-Las pinturas del retablo están repartidas por todos los museos del mundo y en colecciones privadas, y él no las había pintado para que estuvieran así, sino para que fueran un conjunto, una catequesis. Otra de las cosas que me emociona mucho del retablo es que pinta los ángeles y los cartujos que están detrás del altar, que nadie veía tan sólo el cura que daba misa, con tanto esmero y calidad que están hechos para la gloria de Dios. El retablo de Jerez es lo más magnífico que pintó en su vida y tenemos la suerte de tener cuatro cuadros en Francia.

-¿Por qué la Cartuja?

-Era el pintor más conocido de Sevilla en esa época. Los cartujos eran muy discretos hasta que canonizaron a su creador, San Bruno. En el siglo XVII quisieron darle más gloria a su fundador y escogieron a los mejores pintores, escultores y retablistas para adornar esta iglesia. Fue uno de los retablos más destacados del siglo XVII en Andalucía.

-¿Qué le ha sorprendido más en la elaboración de este estudio?

-Impresiona mucho que la fachada de la Cartuja fuese como el retablo interior, algo que no se veía mucho en Europa. Es como un arte teatral y el cuadro casi que empieza fuera, antes de entrar. Tuvo que impresionar bastante.

-Este libro es una edición nueva.

-Sí, yo había hecho un libro, 'Una cierta mirada', sobre el mismo tema pero para una colección francesa, donde se explica qué es lo que le habían pedido los cartujos a Zurbarán y qué se representaba exactamente. Esta nueva edición lleva además notas, bibliografía, modelos gráficos, reproducciones para que se entienda la intención de los cartujos. Desgraciadamente ya no está el retablo, pero por lo menos queda la Cartuja. Lo lujoso que fue todo para la propia gloria de Dios.

-¿Se puede aprender mucho de Zurbarán?

-Seguro que a Zurbarán lo puso de moda la pintura moderna porque sus formas son tan geométricas, que impresionó mucho a los autores de principios del XX. Entonces se le redescubrió un poquito ya que se le dio algo de lado en el siglo XVIII y en el Rococó, que fue tan diferente a su propio estilo.

-¿Qué está investigando ahora?

-Acabo de terminar los dos catálogos razonados de toda la pintura de Zurbarán y de su obrador, publicados por la editorial de Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico.

-Bueno, ¿y qué le parece la pintura contemporánea?

-No es que me guste mucho, pero creo que toda pintura moderna debe llevar explicaciones, como yo las hago para la pintura del XVII. Algunos cuadros me gustaría que me los explicasen, como yo explico los mío.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios