La risa esperanzadora de La Zaranda

  • La mítica compañía jerezana pone en escena su último trabajo 'Los que ríen los últimos', hoy, a las nueve de la noche, en el Teatro Villamarta

La Zaranda vuelve a Jerez. El Teatro Villamarta será el lugar del reencuentro de la compañía con el público que le ha seguido desde sus inicios, hace ya casi treinta años.

'Los que ríen los últimos' es la nueva obra salida de la genial pluma de Eusebio Calonge, dramaturgo sobresaliente y parte imprescindible de la mítica formación jerezana que nos volverá a sorprender esta noche con su forma de hacer teatro.

La Zaranda, como vigilante de lo esencial que desecha lo que no sirve, seguirá en esta ocasión desarrollando su poética teatral, alejada de cualquier tipo de fórmula o receta estereotipada y caduca, que han convertido al grupo, con su lenguaje propio, en un exponenente de la escenificación reflexiva que no deja indiferente a nadie.

Según Eusebio Calonge, 'Los que ríen los últimos' llega del "núcleo duro de la compañía", después de algunas experiencias en las que han compartido escenarios con otros intérpretes. "Sentíamos -añade Eusebio- la necesidad de saber en qué momento estamos los cuatro en la intimidad de lo que fue el motor de La Zaranda. Cada cierto tiempo y para no perderse hay que hacer una poda y reducir los elementos a lo que es el tronco, el embrión. El trabajo también tiene una reflexión en torno a eso mismo. Creo que ese punto de reducir, de quedar con lo imprescindible, con lo esencial, está ahí, esa necesidad de no bifurcarte e ir creciendo porque tienes que hacerlo. Bueno, ahora también vamos a crecer a lo hondo, en la comunicación entre nosotros, que eso se diluye en cuanto la compañía crece", concluye el dramaturgo.

'Los que ríen los últimos' está planteada como un viaje en busca del horizonte, que habla del valor de insitir en la búsqueda de los sueños y se interroga sobre el valor del arte en este mundo que no tiene más valores que los materiales. El título, en contra de lo que se pudiera pensar, no esconde ninguna venganza.

Para La Zaranda, el teatro es un acto de amor, y lo que tratan de crear son puentes entre los seres humanos.

La obra que podremos ver hoy habla de lo que permanece vivo a pesar de las dificultades: los sueños y la risa, la carcajada de aquellos que mantienen la esperanza y la fe de los que sienten nostalgia del paraíso.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios