Crítica de Cine

El rizoma de la 'saudade'

las mil y una noches: el desolado

Comedia dramática, Portugal, 2015, 132 min. Dirección: Miguel Gomes. Guión: Telmo Churro, Miguel Gomes, Mariana Ricardo. Intérpretes: Crista Alfaiate, Joao Pedro Bénard, Isabel Muñoz Cardoso, Margarida Carpinteiro, Chico Chapas, Carloto Cotta, Luísa Cruz.

Ver de nuevo la trilogía de Gomes para escribir estas críticas con motivo de su estreno comercial se nos está haciendo un poco cuesta-arriba. Y puede que no sean sólo las más de seis horas, el regreso a lugares y tonos ya transitados, la desaparición de la sorpresa (o hype), o tal vez sean sólo cosas nuestras, o este calor de junio que aplana la mirada y agota esa escucha atenta que nos pide la película para abrir de nuevo la lata de su "antropología fantástica" y encadenar sus relatos sobre la crisis entreverados, ahora más que nunca, de la vieja saudade portuguesa.

Lo cierto es que, lanzada la trilogía para entretener los oídos del venturoso Rey, esta segunda entrega ya no nos cautiva tanto, tal vez porque, en su voluntario frenado, estira y dilata en demasía su esencia rizomática en un terreno algo más explícito y unos paisajes más localizados: el terruño agreste propio del western por el que huye, se esconde, se satisface y se teletransporta el forajido heroico Simao "sin tripas"; el bloque de edificios del suburbio lisboeta donde el perro Dixie se convierte en el testigo (literal y fantasmal) de las vidas más tristes y desencantadas de sus vecinos de escalera; o esa suerte de teatro antiguo del episodio central en el que se celebra un bufonesco juicio a la condición humana atravesado por las formas del carnaval y hablado en el idioma universal de los mentirosos y los corruptos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios