La cultura andaluza se pronuncia sobre la subida del IVA

"El sector necesita tejido y no artificio"

La Plataforma para la Reflexión sobre Políticas Culturales (PRPC) nació en Sevilla inicialmente como movimiento de contestación a la Bienal Internacional de Arte Contemporáneo de Sevilla. Desde entonces, la plataforma ha extendido su alcance hacia las prácticas artísticas y culturales en general, con el objetivo de implicar a todos los agentes relacionados con los diferentes ámbitos de la cultura y el fomento de una visión crítica de la cultura institucionalizada.

1La PRPC no representa a ningún sector concreto y como tal queremos ver la subida de IVA en el contexto general de subida a toda la ciudadanía. El IVA es impuesto, no es progresivo y por afectar al consumo está afectando a todos los sectores. Pensamos que siendo grave la subida de IVA en el ámbito de la cultura no es menos grave que se siga gravando a los que no son responsables de esta crisis.

2Las únicas medidas que se nos pueden ocurrir es seguir trabajando en los diferentes modelos de autogestión que no graven la actividad económica, pensando en intercambios alternativos y experimentando el trabajo en red y comunitario. Esta subida de IVA confirma la tendencia que quiere asimilar "Cultura" con "Industria Cultural" y que se ha demostrado, en los últimos años, como poco o nada eficiente. Seguimos creyendo que en la cultura debe primar el acceso y que debe ser un derecho. La mercantilización de la cultura está caminando en contra de todo eso.

3No como reacción a esta situación concreta, sino por una necesidad de acción común, estamos participando en diferentes foros de coordinación de políticas del sector artístico andaluz. El proceso no es fácil pero confiamos en que el reclamo de unas políticas culturales diferentes pueda unir a un sector que lo que necesita es tejido y no grandes fuegos de artificio, como la BIACS, que entedemos como caso paradigmático de proyecto equivocado.

4Solo desde la organización de comunidades que apuestan por la cultura como un recurso cooperativo, que sean lo suficientemente fuertes y organizadas para que impidan la caída más y más de las instituciones culturales y reclamando, desde el ámbito del arte contemporáneo, la atención a procesos emergentes y no a grandes obras, artistas o exposiciones.

5Con no ser correa de transmisión de las simples noticias estatales, investigando en procesos oscuros como la aclaración de cuentas de la BIACS, reclamando información cuando no cuadran los datos y manteniendo el espíritu crítico de que la cultura que más ayuda necesita es la que está en la base, la que genera tejido entre personas que crean, producen y comunican, relaciones y comunidades.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios