"He usado un lenguaje muy distinto al del monumento a las hermandades"

  • El autor de la escultura a La Paquera, Sebastián Santos, explica algunas de las características de su nueva obra para Jerez, inaugurada recientemente en la plaza de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia

Sebastián Santos es el autor del monumento a La Paquera inaugurado recientemente en la plaza de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia. Asimismo, es autor de otros monumentos en la ciudad como el de las hermandades situado en la alameda de Cristina, el de la Maternidad en El Almendral y tres alegorías de Las Cepas delante de los bloques de La Unión. También ha realizado el monumento a Curro Romero en Sevilla y el de la Duquesa de Alba que se inaugurará próximamente en la capital hispalense. Asimismo, realizó el proyecto del monumento a Rafael de Paula que se quedó aparcado tras las críticas del diestro a Pedro Pacheco cuando este era alcalde.

A la hora de explicar su obra, cuenta que "he tratado de representar a La Paquera en un gesto de cantar, su característica forma de cantar. Se está arrancando con el poderío y la fuerza tan terrible que tenía. Está adelantando el pie izquierdo y avanzando el cuerpo hacia adelante, la cabeza levantada y la boca muy abierta".

Toda esta expresividad la acentúa con el puño de la mano izquierda muy cerrado y apretado y la mano derecha abierta. El cuerpo de inclina un poco hacia la derecha. El vestido que tiene puesto, con pequeños volantes en el bajo y en las mangas, es uno de los que utilizaba para sus actuaciones y que fue cedido por la familia al autor. La altura es de 2,60 porque, según explica Sebastián Santos, "cuando se representa una figura humana hay que aumentarla un 25% aunque yo he superado esta cifra recomendada por los manuales porque la escultura está cerca de la de Lola Flores y no hemos querido que sea menos que ella". Es una escultura en bronce sobre pedestal de granito con una placa discreta donde se explica que se trata de un homenaje a la genial cantaora.

"Se trata -explica el escultor- de un encargo que me hizo en 2005 Pedro Pacheco pero el proyecto, del que ya había cobrado incluso una parte, se quedó en letargo y todo ese tiempo tuve la escultura en el estudio hasta que, el pasado año, se retomó el tema hasta que el pasado día 4 Jerez pudo saldar su deuda con esta genial cantaora inaugurando su monumento".

Desde que recibió el encargo se puso en contacto con la familia de La Paquera, "que desde el primer momento estuvo gentilísima y me dieron fotos. Yo busqué su discografía y me cautivó su fuerza arrolladora de esta artista tan singular, tan jerezana".

La vinculación de Sebastián Santos con esta ciudad también es muy fuerte "porque fui profesor en la Escuela de Artes desde 1967 hasta el 83 en que me fui a Sevilla a la Escuela de Bellas Artes y luego a la Facultad, donde ya me he jubilado. Yo me siento aquí muy a gusto y tengo muchos amigos y ex alumnos que ahora son artistas como Inmaculada de los Santos, Juan Herrera Cala, Sixto de la Rosa, Pepe Reguera, Rocío Racero, Gonzalo Beltrán y muchos otros. Ahora tengo pendiente con el Ayuntamiento el proyecto que hice del monumento a Paula, que lo he planteado citando al toro, pero como la cosa se quedó parada..." Sobre las críticas que recibió el monumento a las hermandades alega que "a mí se me encargó que representara un cortejo procesional y eso es algo muy complicado: nazarenos, monaguillos, acólitos, un paso... Eso tiene un coste elevadísimo, así que intenté hacer una síntesis. Tuve que hacer un esfuerzo para sintetizar en un espacio reducido. Es un lenguaje distinto al del monumento a La Paquera, una síntesis de una idea, no una representación real".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios