"Hay que volver siempre a Machado"

  • Mercedes de Lecea, sobrina nieta de Antonio Machado, presenta en la Fundación Bonald escenas inéditas de la obra teatral 'La Lola se va a los puertos', que escribiera el poeta sevillano junto a su hermano Manuel

Mercedes de Lecea Machado (Madrid, 23 de septiembre de 1955) es sobrina nieta de Antonio Machado. Ayer estuvo en la Fundación Caballero Bonald donde participó en la segunda jornada que se le dedicó al poeta sevillano y en la que presentó una parte sustancial de los manuscritos teatrales de la obra 'La Lola se va a los puertos', que escribiría Antonio junto a su hermano Manuel.

-¿Qué le pareció el documental de Hermindo Medal sobre la figura de Antonio presentado el pasado jueves?

-El documental es de una gran emoción. Fue la segunda vez que lo vi e igualmente me emocioné, sobre todo con sus últimos minutos. Destacaría esa gran habilidad que ha tenido Hermindo de poner voz a los recuerdos. Los ha hilvanado muy bien y a través de esos recuerdos ha conseguido reconstruir esos últimos tramos de vida de Antonio Machado desde que sale de Madrid.

-Esos momentos fueron los más duros.

-Efectivamente, porque la salida de Madrid la hace con toda la familia, entre ellos mi madre, y fue un tiempo en los que convivieron todos en Valencia. Esos últimos momentos del documental con tanta tristeza es de mucho impacto. Ver las imágenes en Collioure de esa habitación con dos camas, en las que estás viendo a Antonio y a su madre...

-¿Cuál es hoy la faceta más desconocida de Antonio Machado?

-Es que Antonio es inagotable. Hay que volver siempre a él, porque siempre se descubren nuevas cosas. Quizás una de las que más ha aportado es la puesta en valor de lo que ha significado no solo como poeta, sino como pensador, como filósofo.

-Hermindo Medal comentaba el jueves que la "tremenda humanidad" de Machado le venía de su padre y su abuelo. ¿Se ha seguido heredando?

-Desde luego eso yo lo he percibido en el ambiente familiar. El respeto, la tolerancia, el escuchar, el dialogar... Esas cosas han quedado impresas. Otra cosa es que nosotros ya no lleguemos a conseguir eso, pero eso siempre han sido los mensajes que he recibido: la educación, el interés por los bienes de la cultura, el diálogo...

-¿De qué pasta estaba hecho?

-De algo muy especial. Es curioso que nunca he escuchado de nadie un comentario crítico respecto a la figura de Antonio. Al mismo tiempo me impacta la serenidad con la que él afrontaba el dolor, la desgracia. Él siempre pensaba que lo que él sufría era mínimo en comparación con lo que veía a su alrededor.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios