A RIENDA SUELTA

Pablo Fdez. Quintanilla

Ánimos

Una ciudad como Jerez no se merece tener tantas zonas en un estado ruinoso. Un paseo por Jerez es un escaparate de descampados en mal estados, hierbas que nadie cuida en terrenos abiertos y hasta, en su momento, caballos abandonados. Es evidente que a cualquier responsable municipal le encantaría sacar pecho y decir: 'esto tiene solución'. Qué más le gustaría al próximo candidato o candidata a la alcaldía cumplir todo lo que prometa. Pero Jerez es una ciudad muy complicada, muy grande, que da muchos disgustos. Qué más nos gustaría a los jerezanos que encontrarnos unas calles bonitas, limpias, sin espacios que animen a mirar a otro lado. Cuántos problemas y qué pocas soluciones. Afortunadamente, tenemos otras muchas cosas de las que estar orgullosos como ciudad. Sirvan éstas para apoyarnos y pensar que tenemos mucho futuro. Vale, las cosas no van bien. Pero tenemos muchos años por delante y un enorme potencial con el que no cuentan en otros municipios. No te desanimes, Jerez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios