A RIENDA SUELTA

Aporten algo del beneficio

La Semana Santa tiene muchas facetas. Hace unos años solicité el coste económico que soporta el Ayuntamiento de la ciudad. Las actividades culturales tienen que subvencionarse por los Ayuntamientos. El cine, el teatro, la ópera, el flamenco, el deporte de base, los museos, no logran cubrir gastos. Pero en el caso de la S.Santa, los beneficiarios son los dueños de hospedería y hostelería. Las actividades se concentran en un espacio reducido de la ciudad. Estos días aparecen los magníficos datos de ocupación hotelera, y el gasto en bares, terrazas y similares: "Si hace buen tiempo…, salen y gastan" dice un propietario de bar. Algunas hermandades solicitan además mas subvenciones por los gastos de las procesiones. Pues va siendo hora que los beneficiarios de las manifestaciones religiosas aporten subvenciones para que no decaiga el espectáculo. ¡Se me olvidaba!: en 1777, el 20 de febrero, el católico rey Carlos III, suprimió las salidas procesionales de madrugada por los conflictos que se producían.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios