A RIENDA SUELTA

Manuel Moure

Jerez y el Carnaval

Imaginemos por un instante que la Virgen de Loreto, especialista en trasladar construcciones de un lado a otro del planeta, hubiera tenido a bien (o a mal, vaya usted a saber) plantar Jerez en el estado de Nueva York durante unos años. Suponga que nosotros, que somos tan nuestros, nos hubiéramos empeñado en construir rascacielos. Nos habríamos dejado el dinero y el empeño en el camino porque, a fin de cuentas, la ciudad de los rascacielos está en NYC. Con el Carnaval, y que me perdonen los aficionados, pasa exactamente igual. Podemos aspirar a recoger migajas porque la élite, la fórmula, el GP de este arte, se encuentra a 40 kilómetros de distancia. Podemos aspirar, como mucho, a una cabalgata en condiciones si fluye el dinero público. Si no es así, mejor ni acercarse. Eso sí, cuando llegue mayo, si el 'gadita' quiere Feria tendrá que venir al albero del Hontoria. Ya se percataron que esa feria camuflada suya llamada 'Velada' era un estropicio. A cada cual lo suyo. Gocémoslo cuando nos toque.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios