A RIENDA SUELTA

Montando películas

La realidad supera a la ficción. Una frase que hemos escuchado en multitud de ocasiones y que es cierta, a veces. Pero otras no. En los últimos tiempos, me recomendaron ver 'House of Cards' y no me está decepcionando. La trama, centrada en la clase política americana -no hay 'spoilers'-, me parece fácilmente creíble. Es más, seguro que ha ocurrido en más de una ocasión lo mismo que en la serie. Al final, la política es un juego de cartas donde hay que apostar, esconder las mejores e ir de farol en ocasiones. No obstante, no podemos creernos todo lo que vemos en las series o películas -ya sean americanas o de la tierra- o acabará afectando a nuestro trabajo. Puede parecer que no, pero la ficción se parece tanto a la realidad que algunos se montan sus propias películas y no debería ser así. Hay quien ha visto tantas producciones de ficción que luego se creen superhéroes por llevar una placa escondida en una cartera y quieren solucionarlo todo gritando y a la ligera. Lo que no saben es que escuchar es un 'superpoder' que evitaría muchos conflictos entre policías y periodistas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios