A RIENDA SUELTA

Ángel Espejo

Un casco histórico vulgar

El Ayuntamiento de Sevilla ha puesto en marcha una campaña con la intención de "revertir el caos y desorden" en materia de la cartelería y reclamos publicitarios en los establecimientos de su casco histórico. Se trata simplemente de aplicar el sentido común a una cuestión se le ha ido de las manos por la permisividad durante los largos años de crisis, en los que el todo vale derivó en vulgarización. Han leído bien, la iniciativa surge en Sevilla aunque el Ayuntamiento jerezano podría aplicarse el cuento porque la situación en su casco histórico es calcada a la de la ciudad hispalense tanto en la cuestión de carteles publicitarios como en la de los veladores, que muchos hosteleros se saltan a la torera con total impunidad. Empezarán "por las buenas" antes de tomar medidas drásticas. Cabe desearle al gobierno local sevillano mejor suerte que al de Jerez, donde el delegado de Urbanismo anunció algo similar hace algunos meses sin que hasta la fecha, y para variar, se haya visto resultado alguno en la calle.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios