Tribuna libre

josé manuel simancas Presidente del Ateneo de Jerez

Somos cultura

Acomienzos del 2006 un grupo de ciudadanos nos reunimos con la idea de constituir una asociación cultural, el Ateneo de Jerez. Los encuentros se realizaron en el Club Nazaret; más adelante elaboramos unos estatutos con los que regir los destinos de la nueva asociación.

Nos constituimos oficialmente el 29 de junio de 2006 en el campus universitario de la Asunción. La mayoría de los socios constituyentes procedíamos del mundo del sindical, político y del movimiento vecinal; muchos habíamos estado implicados en la lucha contra la Dictadura.

Nos guiaba el afán por el conocimiento, por el desarrollo de las Artes, las Letras y Ciencias, nos apesadumbraba el bajo nivel cultural que tenía nuestra ciudad, pero sobre todo asumimos el reto como un compromiso con la Cultura, para que ésta llegara a todos los rincones de nuestra ciudad sin distinción, además de seguir profundizando en la vida democrática y en el progreso de nuestra ciudad a través del análisis y la reflexión.

Hoy, el Ateneo es una realidad, nos guía el afán e interés por la Cultura. Los ateneos nacen con una clara vocación de transformación social, de eliminar las barreras que pueden frenar el acceso a la cultura. En los Ateneos encontramos la ilusión, el empuje, el compromiso y sobre todo el trabajo voluntario de muchos ateneístas para cambiar la sociedad, hacer el mundo más visible y en definitiva continuar la transformación de la sociedad en todos sus ámbitos. En ellos se transforma la realidad, se identifican los problemas y se diseñan proyectos y actividades que permitan llegar a una mejora social. Ante un mundo cansado ofrece vitalidad y optimismo, tranquilidad, acogida, trato personal, apoyo emocional entre otras muchas cosas.

En el Ateneo de Jerez se promueve una ciudadanía crítica, responsable, comprometida individual y colectivamente que permita una sociedad más justa y equitativa en un entorno sostenible. Se facilita un aprendizaje integral y libre en cualquier ámbito, fomentando la crítica y la reflexión, la adquisición de valores y la concienciación que permita la transformación social.

Desde 2013 contamos con espacios adecuados y acogedores, aunque nuestra asociación ha invertido aproximadamente un 70% de sus recursos en el equipamiento que requiere una asociación como la nuestra que en la actualidad cuenta con 280 ateneístas.

La reivindicación de nuestro patrimonio cultural material e inmaterial es otra de las misiones por la que deben luchar los ateneos. Hemos apoyado todas las iniciativas que se han presentado en la defensa de nuestro Patrimonio y contra su destrucción; nos hemos manifestado contra el cierre del Teatro Villamarta, por la apertura del Museo arqueológico o por la puesta en valor de Asta Regia.

En nuestro caso (Ateneo de Jerez) diez años de asambleas, participación, de juntas directivas renovadas, de generosidad y voluntariedad. Hoy los ateneos luchamos por que no se impida el acceso a la cultura a nadie, para ofrecer formación, dar tiempo, regalar experiencias, aportar conocimiento, creatividad, …

Pero los ateneos no debemos conformarnos con ser meras organizaciones productoras de actividades culturales, sino que volviendo al espíritu que les hicieron nacer allá por el siglo XIX, deben ir mucho más allá, y no deben olvidar nunca que lo importante es fomentar el espíritu crítico -lo que los primeros ateneos llamaban el librepensamiento- que es la mejor herramienta que nos puede proteger contra la manipulación de los poderes de todo tipo, y especialmente de los grandes medios de comunicación. Los ateneos deben volver a ser aquellos lugares de encuentro y debate de los ciudadanos al margen de etiquetas de ninguna clase. Para todo ello se hace necesario que los ateneos sigan creciendo y sobre todo que se hagan visibles a toda la sociedad.

Continuidad, adaptabilidad, renovación y compromiso, las claves que hacen que los ateneos hayan sido, sean y sigan siendo agentes de transformación social en el presente, como lo han sido en el pasado y como sin duda seguirán siendo en el futuro. Durante más de 150 años de vida ateneística los ateneos se han adaptado a las exigencias de la sociedad del momento. Han sobrevivido a las amenazas más diversas y de generación en generación han ido superando etapas.

La semana cultural que se inició el lunes quiere mostrar a los ciudadanos que los Ateneos somos cultura, y que en nuestro caso somos la suma de muchos ciudadanos que pretendemos el progreso cultural de nuestra ciudad. Comenzamos nuestra semana cultural con un acto en el colegio Cervantes, antiguo Palacio de Justicia, recordando a aquellas personas que el 21 de febrero de 1897 constituyeron el Ateneo Jerezano, con la imposición de una placa conmemorativa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios