A RIENDA SUELTA

Domingo Díaz

Por un día más...

La Feria del Caballo está tocando a su fin. Le quedan pocas horas para muchos. Para otros, que están leyendo esto desayunando sin dormir, quizás se esté acabando en este preciso instante. E, incluso, los habrá que todavía lean esto y piensen que una noche más dara mucho. Para muchísimo. Aprovechar las últimas horas en el Real es importante. Sobre todo porque cuando se termine no habrá más González Hontoria, más amigos, más encuentros inesperados, más charlas sin sentido que aún no entiendes ni jamás entenderás. Se acabará todo eso y llegará el momento de volver al trabajo -el que haya tenido días libres- o de volver a clase. Los universitarios lo pasarán mal porque empieza la época de exámenes -aunque también la de las diferentes Ferias andaluzas; peor-. Los que se enfrentan a selectividad seguro que no apuran mucho más y los currantes tendrán tiempo de descansar el domingo. Pero, ya que estamos, disfruten de un día más. No queda nada. Aunque ese nada puede dar para mucho. Disfruten.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios