A RIENDA SUELTA

Sin etiquetas

De acuerdo con que todo es criticable y, por lo tanto, todo lo que ocurre o existe es digno de crítica. Unos pueden mirar las cosas desde un prisma y otros hacerlo desde el opuesto -es correcto-, pero siempre habrá uno que lleve más razón que el otro. El arte de convencer al contrario es espectacular. Admiro ese poder que solo unos pocos ostentan y que puede hacer cambiar de opinión al más tozudo del lugar. Este arte se ensaya. En el otro lado está el arte de saber cambiar, de doblarse como un calcetín con tal de mejorar, de empatizar con el que piensa diferente, de moverse de sitio y ponerse en el lugar del otro. La gente que es capaz de reflexionar a través de sus propias ideas cogiendo algunas de las aportadas por el contrario es la más inteligente. Evolucionar es importante. Saber ponerse en el lugar del otro, fundamental para seguir avanzando hacia adelante. Aunque digan que siempre hay que ser de una determinada manera y de pensamientos fijos, no lo creo. Solo quieren etiquetarte.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios