Opinión

fran pereira

La historia se repite

Si me dicen que lo ocurrido con Franzón es obra de Joaquín Morales me lo hubiera creído

Hace tiempo que lo del Xerez Deportivo FC se veía venir. Desde la lejanía profesional, que no diaria como aficionado, he comprobado con sorpresa que el club que debería ser un modelo para la ciudad se ha convertido en todo lo contrario. Tanto que si me dicen que lo que está aconteciendo hoy por hoy en la entidad es obra del tal Joaquín Morales me lo hubiese creído. Qué despropósito. Lo último, el despido de Sánchez Franzón y la forma de prescindir de Paco Ramírez, así lo corrobora. Es curioso pero la historia se repite y para mal, al menos en las formas. No en vano, la relación del técnico isleño con la directiva no ha sido la idónea, ni tampoco el ambiente creado en torno a ello. Cuando más se necesitaba la unidad, el club no la ha tenido, poniendo de manifiesto que algo se está haciendo mal. Aquella frase con la que mi amigo Juan María de los Ríos insistía en las ruedas de prensa de hace unos años (¿A qué juega el Xerez?), bien podría aplicarse al nuevo club, que deportivamente no ha sabido crear un modelo y cuya estructura (viendo lo que está ocurriendo) se ciñe al capricho de unos cuantos que ahora están comprobando que no esto no es tan fácil como pensaban. Cinco entrenadores en cuatro temporadas no es lo más lógico, más si cabe si por el camino se prescindió de la persona elegida inicialmente para su cometido, Carlos Orúe, después de dos ascensos y sin un criterio comprensible. Viendo lo ocurrido se demuestra que algo falla, quizás la humildad, que no ha habido, y más calma cuando las cosas no funcionan. A lo mejor habría que mirarse menos el ombligo, vivir sin mirar al de al lado y hacer las cosas desde la base. No olviden que se está en un club de División de Honor, en el que los móviles corporativos, las comidas con las directivas visitantes o los ágapes en el palco y todo ese paripé propio del Jerez postureta y cateto habría que dejarlo para más adelante. Rectificar es de sabios, que diría aquel, y dar ejemplo también. Y si no, que pase el siguiente, porque lo que se pide es seriedad y coherencia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios