A RIENDA SUELTA

Manuel Moure

Andalucía de mis dolores...

BIEN se podría haber titulado este artículo "Andalucía de mis amores", pero no es el caso. Ni mucho menos. Cuantas más veces salgo de esta mi querida tierra más convencido estoy de que algo falla, que hay una tendencia al engaño enquistada en nuestro ser, que tenemos alma de fulleros. No es normal que recorras cientos de kilómetros por la Ruta de la Plata y tan sólo te encuentres la carretera hecha un cisco cuando entras en Andalucía por la Sierra de Huelva. ¡Atención, badenes!, vienen a decirte las señales y lo que no sabes es que te estas metiendo en unos rápidos de alquitrán y gravilla. Se cortan carriles, se colocan señales de advertencia, recorres kilómetros y kilómetros por un solo carril pero no tienes la suerte de ver a un solo operario trabajando. ¿Por qué ocurre aquí y no por esas tierras que acabas de cruzar? Misterio. Andalucía, ahora que llega su bienhonrado día, es un dolor que no cesa, un parto que no termina de consumarse, una posibilidad que se ha convertido en probabilidad. Lo de la carretera es sólo un ejemplo. Si miramos a la Educación, lloramos...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios