A RIENDA SUELTA

Leonor De La Calle

Beso, Guantes o Camisón

ESTE año podemos saborear un poco más el mes de febrero. La peculiaridad del 29 de febrero ha hecho que a lo largo de la historia hayan ido surgiendo ciertos mitos o tradiciones de lo más extrañas. Es el caso de la costumbre irlandesa según la cual las mujeres podían proponerle matrimonio a los hombres únicamente en este día, es decir, cada cuatro años. Hay varias atribuciones sobre el origen de esta tradición, pero una de ellas se remonta al siglo V, cuando Santa Brígida se quejó a San Patricio de que muchas mujeres tenían que esperar demasiado tiempo a que los hombres les hicieran la proposición, y el santo decretó dicho día para tal propósito. Sin embargo, si recibían un no por respuesta, las damas no se irían a casa tan sólo con la cara colorada y el corazón roto, pues los susodichos debían regalarles un beso, un camisón de seda o un par de guantes para compensarlas. Quién no vería estos obsequios como 'perfectos' para curar el desamor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios