NOTAS

Manuel De La Peña / Manudelapena@yahoo.es

BibianaHasta el 2013Más pegados al terreno

Bibiana Aido ha causado sensación. No ha pasado desapercibida en el nuevo Gabinete porque es una mujer joven, muy joven, y parece que la bisoñez y la ausencia de arrugas estuvieran aparejadas con la inseguridad en las actitudes o el tartamudeo a la hora de adoptar decisiones. No tiene por qué ser así. Quienes afirman ahora que ya intuían que podía ser ministra son unos perfectos embusteros. Su verdadero valedor ha sido Rubalcaba, al que Zapatero no podía últimamente negarle nada, puesto que tenía que convencerle de su permanencia en Interior. Los que se atribuyen medallas sobre el particular, incluida la alcaldesa de Jerez -el famoso "granito de arena"- es confeti. Además, los pocos que realmente estuvieron en el ajo jamás habrían hecho un comentario tan improcedente. Todo el asunto se fraguó en varios restaurantes de la zona, donde en los encuentros clave -al menos tres- no estuvo Pilar Sánchez. Bibi, para los amigos, se encuentra con un ministerio de baja intensidad, escaso en dotaciones y muy dependiente de Justicia e Interior, aunque arropada por la vicepresidenta, que es un peso pesado en el Gobierno. Su nombramiento no está exento de cierto arrojo, pero no me gustan los chistes fáciles; a la gente hay verlas andar.

La alcaldesa ha vuelto de China y ha dicho que prevé una cosa estupenda para el 2013 sobre el flamenco en nuestra ciudad. Añade que ya lo sabe la gente del Gobierno y que después de los fastos del bicentenario de la Constitución del 12 en Cádiz, le toca a Jerez en el 13. Esta mega promoción, que sólo nos costará cinco años comprobar su bondad y veracidad, se debe, al parecer, a la intensa gestión realizada por Pilar Sánchez casi en solitario, ya que sólo consta la compañía de su anterior guardaespaldas y actual jefe de su gabinete. Todo eso ha quedado arreglado en un plis plas tras un viaje que dice haber sido pagado por el Gobierno chino -con un coste de sólo siete euros de un taxi- aunque no aclara cómo se paga el desplazamiento su anterior 'segurata', como si el acontecimiento hubiera tenido lugar en Irak o Afganistán. Si hay más documentación creíble sobre el periplo igual tengo que darle la razón, pero si no es así, creo que tendré que reservarme, por ahora, mi opinión.

El rector de la Universidad de Cádiz, Diego Sales, ha vuelto a referirse días pasados a las nuevas titulaciones que podrían impartirse en el campus de Jerez y, en algunos casos, da la sensación de cierto estancamiento en los planteamientos. Comprendo la necesidad de estructurar un escaparate de titulaciones atractivo para atraer matriculaciones, pues de éstas depende su financiación, pero debe ser compatible con mantener cierta coherencia. Se supone que la Universidad tiene que ir por delante de la sociedad o, al menos, estar muy atenta a la evolución de la misma, adaptando los conocimientos que imparte a la demanda de los nuevos retos y las exigencias de las empresas. El valor de una licenciatura a secas queda relativizada si no va apareja a una especialización o estudios de segundo ciclo. Respecto a las materias que se barajan sobre Jerez, además de ahondar en el ámbito del Derecho, se echan en falta materias más pegadas al terreno, aunque genera cierto optimismo el anuncio del rector de crear un instituto de investigación, aunque muy poco matizado, relacionado con el Parque Tecnológico Agroalimentario que, por cierto, ya es hora de que comience a funcionar en serio.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios