José Luis De La Rosa

Concierto de año nuevo 2008

La reciente edición del concierto de año nuevo 2008, que cada primero de enero tiene lugar en la Gran Sala Dorada de la Musikverein vienesa, desde donde se retransmite por radio y televisión a mas de 45 países, ha tenido como protagonista al director francés Georges Prêtre, un viejo conocido de los melómanos aunque quizás no tanto del gran público, sirva por ello recordar que una de las grandes versiones de Carmen de Bizet que cantara la mítica Maria Callas y que ha quedado fielmente registrada por el sello EMI, la dirigió este octogenario que ahora se nos hace más famoso gracias al concierto más "sonado" del año.

Pero Georges Prêtre, como ustedes bien comprenderán, no es un "nouveau venú" por decirlo en su lengua y tiene las suficientes tablas y historia para que tanto el intendente y concertino de la Wiener Philharmoniker, Clemens Hellsberg, como el presidente de la Strauss Society, Franz Mailer, hayan pensado en él, a lo que el viejo director ha respondido con amables palabras "hace más de cuarenta años que dirijo en esta ciudad, por lo que me siento un poco vienés".

El comité organizador sintiéndose, quizás, rendido al "charme" de este incondicional director que ha hecho suyo repertorios tan ligados a la ciudad del Danubio como son las sinfonías de esos tres grandes genios cuyos apellidos, curiosamente, empiezan por "B", léase Beethoven, Brahms y Bruckner, ha querido impregnar el programa de esta famosa cita anual con algunas de las partituras que la familia Strauss escribió relacionadas con Francia. Desde el comienzo del concierto la "grandeur" está presente con la Marcha Napoleón op. 156, partitura escrita por Johann Strauss II en 1854 coincidiendo con la guerra de Crimen y dedicada al emperador Napoleón III. A partir de aquí varias serán las citas al país galo: el Vals Paris, el Versailler-Galopp o Bluette, una preciosa polka francesa, etc.

Por supuesto en esta célebre convocatoria no faltan tampoco tradicionales páginas como la polka mazurca de La libélula de Josef Strauss, el Vals del Emperador de Johann Strauss II y tantas y tantas otras deliciosas páginas creadas en el siglo XIX por esta saga musical.

Prêtre, ya lo ha dicho, conoce bien a los vieneses y por ello encara sus ritmos con todo el "savoir fair" de quien ha pasado mucho tiempo delante de sus atriles, compartiendo su amor por la música y su respeto por las tradiciones, como ésta del concierto más famoso del año que ahora tenemos la oportunidad de rememorar y disfrutar en compacto y DVD. No se lo pierdan.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios