Con lápiz y papel

Hacienda no es de bromas

Se fue el año 2017 y lo hizo con el mismo titular que en 2016: "El Ayuntamiento ha dejado de ser un problema para la ciudad". Sí como suena, el Consistorio ya no es un obstáculo sino un aliado. O, al menos, eso fue lo que la alcaldesa Mamen Sánchez quiso transmitir de nuevo en su tradicional balance del año en el Día de los Inocentes.

Es cierto que el denominador común de los resúmenes con los que nos bombardean los distintos gobiernos al terminar el año suele ser vender lo bien que lo han hecho. En el bando contrario, para la oposición todo se ha hecho mal. Encontrar un punto intermedio parece algo imposible en política. Jerez no fue una excepción este año cumpliéndose el mismo guion. Al margen del análisis que puedan hacer unos u otros, es una buena noticia haber reducido la cifra de desempleo por quinto año consecutivo gracias al esfuerzo de los jerezanos. Aun así no podemos tampoco perder de vista que, en 2017, Jerez llegó a situarse como segundo municipio con mayor tasa de paro del país, lo cual sigue siendo muy preocupante.

El nuevo año comienza con el deseo de que la recuperación económica comience a notarse como en otras localidades de España. Y éste es precisamente el objetivo de la ITI, unos fondos europeos que deben ayudar a nuestro municipio a salir del hoyo. Ello exige pisar el acelerador para que las iniciativas anunciadas sean una realidad palpable en 2018. Igual de importante es que las administraciones cumplan paralelamente con el resto de sus obligaciones sin confiar a la ITI toda la ayuda a Jerez. Y, en este contexto, volviendo al balance municipal poco ayuda intentar ocultar la verdadera situación de un Ayuntamiento endeudado hasta las cejas que tarda en pagar a los proveedores casi un año y que está lejos de prestar unos servicios públicos de calidad. El Consistorio seguirá siendo un problemón para la ciudad mientras no cumpla con todas y cada una de las medidas previstas en su Plan de Ajuste. Y, sobre todo, mientras no se reconozca su mal estado, sea culpa de quien sea. La amenaza de intervención por parte de Hacienda semanas antes del resumen de la alcaldesa no es para tomársela a broma.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios