Fútbol CD Alcalá 2 - Xerez CD 0

Myriam Nemirovsky

Leer y escribir en la escuela

Depende de cómo entendemos o conceptualizamos la lectura y cómo entendemos o conceptualizamos la escritura, modificamos drásticamente el modo de enseñar ambas acciones. Asumimos que leer es interpretar textos y que escribir es producir textos, y estas afirmaciones tienen múltiples implicaciones en la vida escolar.

Si leer es interpretar textos es necesario disponer de textos en la escuela, textos verdaderos, textos de uso social, que leemos, consultamos, abordamos, buscamos ý de la misma forma en que lo hacemos los usuarios de la lectura en situaciones no escolares.

Si escribir es producir textos y escribimos cuando existe alguna función y destinatarios, entonces en la escuela escribimos cuentos para editar libros de cuentosý, recetas de cocina para intercambiarlas con otros sujetosý, anuncios publicitarios para dar a conocer alguna situación, producto, eventoý, mensajes para hacerlos llegar quienes van dirigidosý tal como quienes escribimos encaramos la elaboración de textos en situaciones no escolares.

De esta forma, la escuela se ve invadida por textos de todo tipo que los niños leen y producen con diversas funciones ante múltiples situaciones y necesidades. Entonces en la escuela, actuamos -docentes y niños- tal como se lee y escribe en la vida social, en el mundo de la cultura letrada, de las mismas formas a través de las cuales los sujetos nos vinculamos con los textos y a través de textos, tanto en el entorno escolar como en el extraescolar.

Por otra parte, nuestra concepción del proceso de aprendizaje también incide directamente en las formas de llevar a cabo la enseñanza. De ahí que si suponemos que repitiendo y haciendo ejercicios es como se aprende, estas prácticas formarán parte de la vida cotidiana del aula, pero si asumimos que para aprender el sujeto requiere reflexionar, cuestionarse, analizar sus puntos de vista y los de otros, debatir y argumentar, indagar y buscar información, etc. será este tipo de acciones las que impulsaremos en las aulas, haciendo del espacio escolar un lugar donde pensar, aprender, enseñar, leer, escribir,ý juntos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios