A rienda suelta

Noemí González / Ngonzalez@diariodejerez.com

Mar revuelta

SIEMPRE he pensado que hay profesiones más duras que otras. Pero, sin duda, uno de los trabajos que más admiro y que está peor pagado es el de marinero. Nuevamente veo con tristeza como hombres de la mar han perdido la vida por el fuerte temporal en la Costa da Morte donde han tenido que combatir con olas de hasta diez metros. "Auténticas casas", decía uno de los que trató de ayudar al barco arrastrero que hacía aguas a pocas millas de La Coruña. El balance: un muerto y cuatro desaparecidos. Una auténtica pena para hombres que faenan de noche, con frío y durante horas, una labor fatigosa que no les garantiza que tengan una recompensa en cada salida de puerto. Cuando dejan tierra atrás se disponen a enfrentarse con la mujer de su vida, como llaman los marineros a la mar. Una mujer que a veces es dulce, cariñosa, agradecida, pero que otras tantas da reveses como el de ayer en las costas gallegas para exigir un respeto que nunca se ha perdido. Que sirva esto de homenaje a los hombres de la mar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios