fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

EL pesimista diagnóstico del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre la economía española echa por tierra los pronósticos del Gobierno sobre una "suave desaceleración" para meternos de lleno en el escenario de una crisis de duración y consecuencias difíciles de determinar. El FMI viene a constatar lo que otras instituciones nacionales e internacionales, entre ellas el Banco de España, vienen avisando desde finales de 2007 y que, mes a mes, ha quedado reflejado en un rosario estadístico de preocupantes caídas en los principales indicadores socioeconómicos. En un corto periodo y de forma acelerada, el desempleo se ha disparado, las suspensiones de pagos y la morosidad han subido hasta cotas desconocidas en los últimos años y las ventas de automóviles y viviendas han bajado hasta mínimos históricos. Mientras tanto, la incertidumbre se ha apoderado de consumidores y empresas ante una incontrolable senda inflacionista, de unos precios del petróleo en máximos, con un diferencial euro-dólar sobredimensionado y siempre en un entorno cada vez más preocupante de recesión mundial. Y las perspectivas son todavía más sombrías, pues no se avista un cambio de tendencia en el corto plazo. Ante este negro panorama, el FMI no ha tenido ningún reparo en afirmar que España va a sufrir el mayor frenazo entre las economías avanzadas con un recorte drástico del PIB, desde el 3,8% de 2007 hasta el 1,8%, un nivel en el que la economía española no será capaz de generar empleo.

El Gobierno ha dejado constancia de que ha recibido el mensaje, pero tan solo se ha limitado a criticar el pesimismo del organismo multilateral y continúa cruzado de brazos, sin tomar iniciativas, dejando que la situación se deteriore todavía más. Ya no hay nadie que piense que la crisis es un asunto pasajero y, por lo tanto, el Gobierno que va a nombrar mañana José Luis Rodríguez Zapatero tiene como primera y primordial misión enfrentarse de una vez por todas a la situación, tomar iniciativas ya y recuperar así la confianza de los españoles en la economía.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios