TRIBUNA LIBRE

PEPE / MARÍN

Recordando a cuatro figuras flamencas

EN este año en el que la crisis alcanza cotas inimaginables quiero acordarme de cuatro profesionales del flamenco -tres del cante y uno del toque de guitarra-, de los que su ausencia dura 40 años de uno y 30 de los tres restantes. Afortunadamente para ellos los años en los que vivieron -aunque nunca fueron totalmente buenos-, no tuvieron que padecer el estigma de este 2013 en el que estamos inmersos. Sus nombres Manuel Ortega Juárez "Manolo Caracol", definitivamente ausente desde el 24 de febrero de 1973; Antonio Cruz García "Antonio Mairena", Gregorio Manuel Fernández Vargas "Tío Borrico" y Sebastián Núñez García nos dijeron respectivamente adiós el 5 de septiembre de 1983 el primero y, el 12 de diciembre del mismo año los dos citados en último lugar.

A "Manolo Caracol", sevillano de nacimiento con sangre gaditana -paterna- y malagueña -materna-, le traté primero en Málaga con ocasión de la Semana de Estudios Flamencos cuya tercera edición, la de 1965 le estuvo dedicada con entrega de Medalla de Oro y, más tarde tuve el placer de presentarle a él, a sus hijas Luisa y Manuela y a su yerno Arturo Pavón, en la I Berza Flamenca de Bornos, año de 1970, en el marco del Castillo de los Rivera, un espectáculo convocado por Antonio Fernández "El Chocolate" con el ofrecimiento del homenaje a cargo de Antonio Murciano.

A "Antonio Mairena" le traté algo más al coincidir con él en Ceuta -siempre en mi trabajo de presentador-, con ocasión de los Festivales Flamencos que se celebraban en aquella ciudad autónoma organizados por el recordado Francisco Valllecillo, en Chiclana y en Jerez. Aquí en nuestra ciudad, presentándole en una de las Fiestas de la Bulería en organización de la Cátedra de Flamencología en los jardines de "El Bosque" del Parque González Hontoria, junto a Víctor Monge "Serranito".

En su domicilio de la calle Virgen de los Reyes de la barriada de la Asunción falleció "Tío Borrico" con el que mantuve una constante amistad hasta su desenlace. Presenté muchos de los espectáculos en los que éste intervino y todos aquellos -y fueron varios-, dedicados y a su beneficio, puestos en pie la práctica totalidad de los mismos por la peña flamenca "Los Cernícalos". Le recuerdo en el popular bar "El Volapié" al que fui a buscarle en no pocas ocasiones y al que le devolví en todas ellas. Para el programa "Flamenco a la una" de Radio Popular le entrevisté en diversas ocasiones y, una de esas entrevistas -de casi dos horas de duración- se ofreció fragmentadamente en cinco programas. Algún día, si el tiempo me lo permite me gustaría transcribir -como hice en su momento con la de Fernando Terremoto-, el contenido de dicha conversación.

Como queda reflejado, el mismo día en que falleció "Tío Borrico" nos dijo definitivamente adiós Sebastián Núñez García, el único de los cuatro con el que no coincidí sobre un escenario, aún cuando sé de su historial especialmente a través de su hijo Chano Núñez quien me ha informado de cuanto hizo por el flamenco mediante las múltiples actuaciones que llevó a cabo al frente de su propio grupo. Un cuadro flamenco que paseó por bodegas y ferias de Jerez y en el que se integraban numerosos artistas de la época y cuyos nombres van a quedar reflejados en el libro que preparo a fin de recordar a Eduardo Lozano Pérez "El Carbonero". Chano Núñez, quien junto a su padre y en ocasiones en solitario respaldó las actuaciones del referido grupo, me ha prestado una valiosa colaboración para el ejemplar referido.

Así pues, en este 2013 he creído conveniente recordar a cuatro figuras flamencas con las que, en mayor o menor medida me he sentido vinculado. Descansen en paz los cuatro y allá donde se encuentren nos esperen por siempre.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios