Manuel Naranjo L.

La Ronda de Motilleja

Página clásica

ESTA grabación vio la luz hace ya seis años partiendo de una idea del Centro de Estudios de La Manchuela, una institución que viene trabajando con ahínco en torno a la recuperación del legado tradicional de esta comarca a orillas del Júcar entre las provincias de Albacete y Cuenca.

La Ronda de Motilleja intenta mantener viva la tradición gracias a que tiene muy en cuenta la trasmisión generacional, otorgado especial protagonismo a sus actores principales, aquellos que desde su infancia y a pesar de los avatares del tiempo han guardado con celo las maneras de tocar y cantar así como el repertorio propio de la zona. Estos informantes han trasmitido su saber a los miembros de la ronda aun cuando la Sección Femenina quiso instaurar un "folklore oficial" transformando un repertorio en beneficio de una propuesta escénica cuyo eje giraba en torno a coreografías que en nada participaban del original, censurando textos, o dando por muerto estilos y piezas. Esta institución del Movimiento y de acuerdo con un canon construido en el siglo XIX, decidió en la década de cuarenta que era tradicional y que no "debía" ser, convirtiéndose en "supuestos" garantes de lo que en esas tierras era la materia folklórica.

La formación que tenemos a bien presentar , La Ronda, formula un ramillete de piezas musicales que se acogen al calendario festivo y que puede tener carácter público o privado dependiendo del uso o su funcionalidad. El término ronda es muy común por tierras manchegas y en Extremadura aunque en otras latitudes se les reconoce con el nombre de cuadrillas en Murcia, Colla en Valencia o Panda de Verdiales en Andalucía. Aunque el ciclo festivo está marcado por un ritual, a lo largo del mismo podemos localizar actos no necesariamente religiosos, de hecho la ronda no tiene una adscripción religiosa, su repertorio es variable y adaptable a las necesidades de la fiesta, es por tanto un elemento catalizador en los ambientes de fiesta y diversión, estará allí donde se les requiera y se disfrute con un repertorio en el que se conjuga lo tradicional con piezas musicales hoy tradicionalizadas ( pasodobles, javas, polcas,etc,..).

Este disco, que se grabó "del tirón", lo primero que demuestra es frescura y espontaneidad, el cuerpo instrumental manifiesta tener un sonido muy característico gracias al timbre y a patrones rítmicos muy definidos por ser una agrupación de pulso y púa, aunque también participan otros instrumentos.

La Ronda de Motilleja aglutina a miembros de distintas edades y sexo, músicos y cantores que se sienten fedatarios de un saber que se plantea a partir de un repertorio que identifica a una comunidad y que en cierto modo reconstruye una identidad, la manchega y la de La Manchuela para más señas: torrás, fandangos manchegos, seguidillas, jerigonza, mayos, rondas, jotas,

rondeñas, romances y aguilanderos son el corpus de piezas que distingue a esta agrupación. Trabajo discográfico que refleja el sentir de todo un colectivo y que puede tener un efecto sinestésico, música no sólo elaborada para oír también para ver, cuyo pretexto es la fiesta. Disfrútese.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios