ENTRE PARÉNTESIS

S.O.S. a la T.I.A.

VARIAS generaciones de españoles crecimos junto a dos personajes llamados Mortadelo y Filemón -que acaban de cumplir 50 años pero siguen tan jóvenes como el primer día- por lo que esa disparatada pareja forma parte de nuestras vidas. Ahora acaba de estrenarse una nueva película en la que estos divinos calvos (bueno, Filemón conserva un par de pelos) cuentan con la compañía de otra pareja de lujo que nos toca muy de cerca: Marcos del Ojo 'Canijo' y Diego Pozo, 'Ratón', o sea, 'Los Delinqüentes', autores junto al bajista Daniel Quiñones de la canción principal de la banda sonora del filme. Todo un acierto fundir el universo garrapatero con el de los agentes de la T.I.A. (recordemos, Técnicos de Investigación Aeroterráquea), la primera oenegé que conocimos en nuestra vida. Sin duda, los Reyes Magos han premiado la labor de sus carteros reales este año en Jerez con un regalo tan maravilloso, impagable, como es poder entrar por la puerta grande en el mundo de Francisco Ibáñez, el genio barcelonés del dibujo, el humor y la creatividad. Mortadelo y Filemón, Rompetechos, 13 Rue del Percebe, Pepe Gotera y Otilio... y tantos otros salían del quiosco en dirección a casa cada domingo y acabaron formando parte de la familia. Tanto, que una buena parte de nuestra historia reciente no podríamos entenderla sin sus historietas que retrataban con ingenio, audacia y grandes dosis de valentía y gracia a la sociedad de una época. De la lectura de mortadelos, zipizapes, tío vivos y otros tebeos, muchas personas pasábamos a leer periódicos, porque el comic, nunca lo olvidemos, es una de las mejores formas de iniciarse en la lectura, tan necesaria en estos tiempos en los que nuevos lenguajes la van solapando. Pero ahí están para impedirlo dos superagentes como Mortadelo y Filemón, que han tenido la habilidad de adaptarse a los tiempos, no hacerse viejos como otros personajes, y crecer junto a nosotros.

La prueba es que su nueva aventura en el cine, que se titula Misión, salvar la Tierra, tiene como argumento un problema tan actual como el de la sequía y el cambio climático. Yo, si fuera Al Gore, los fichaba. Con permiso del 'Súper' y del profesor Bacterio, claro. Seguro que el problema se solucionaba de inmediato, a base de imaginación y de inventos de tebeo, con algún que otro porrazo y chichón en la cabeza. Porque en el mundo del comic, en el de la literatura, todo es posible. Y eso nos hace soñar.

Felicidades a 'Los Delinqüentes'. Felicidades a Mortadelo y Filemón por su medio siglo. Y gracias a Ibáñez. Porque es imposible describir mejor, y de forma tan divertida, lo que fuimos y lo que somos. Los innumerables disfraces de Mortadelo son todo un mensaje en un tiempo en el que muchos caraduras se disfrazan y disfrazan la realidad para tratar de tomarnos el pelo. Agentes de la T.I.A., ahora más que nunca, os necesitamos. Por favor, salvad la Tierra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios