Desde el nido del cuco

¡Vaya con Ophelia!

Me refiero a Ophelia, el huracán tropical que está visitando Europa estos días. Este fenómeno es un sistema tormentoso caracterizado por una circulación cerrada alrededor de un centro de bajas presiones, produciendo fuertes vientos y abundantes lluvias. Los ciclones tropicales extraen su energía de la condensación de aire húmedo, produciendo grandes vendavales. Se puede llamar depresión tropical, tormenta tropical, huracán, ciclón y en las Filipinas o mar de la China, los famosos tifones.

Hasta aquí, unas simples nociones de meteorología, pero Ophelia se ha metido de pronto en nuestras vidas. Como parte positiva, ha desplazado al potente anticiclón que se había asentado en el centro de Europa impidiendo el paso a los frentes lluviosos que tanta falta hacían. Y llegaron las lluvias, tanto que hemos visto imágenes europeas que parecían propias del Caribe o Las Antillas. En lo negativo, los fuertes vientos que han ayudado a los terroristas medioambientales a convertir a Portugal, Galicia y Asturias en un infierno dantesco.

Los meteorólogos no están seguros de que este huracán sea producto del cambio climático. No obstante, reconocen que el aumento de la temperatura del mar favorece la aparición de fenómenos de este tipo. Y en el entorno de Las Azores, la temperatura del océano está ahora mismo dos o tres grados por encima de lo normal. Y aunque no saben si el cambio climático provocará más, está claro que serán más potentes.

Para colmo, si bien es cierto que, con regularidad, los huracanes y las tormentas tropicales que se forman en el Atlántico son empujadas hacia el noreste, para entonces ya han perdido parte de su fuerza y se convierten en una simple tormenta post-tropical. Esta vez no: ha ido más al Este que nunca y llegará hasta las costas noruegas.

¡Cuantas cosas cambian! Y ahora el clima. Vaya por Dios. Creo que algunos escépticos van a tener que plantearse, al menos plantearse, eso del "cambio climático". Reflexionar y razonar nunca ha sido malo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios