Pretérito perfecto

Manolo Romero Bejarano

Sobre la construcción de la Parroquia de San Mateo de Tarifa (I)

HASTA el momento lo que se conoce sobre la cronología de la iglesia mayor de Tarifa, dedicada al evangelista San Mateo, es un tanto confuso. Francisco Enríquez de Ribera ordenó en su testamento continuar hasta su conclusión las obras de la iglesia que él había comenzado(1), si bien el proceso se dilató en exceso, habida cuenta de que falleció en 1509. Hay autores que afirman que el edificio en 1534 ya se encontraba abierto al culto(2). Otros aseguran, sin apenas aportar fuentes documentales ni bibliografía(3), que la obra comenzó en 1528 a expensas de Fadrique Enríquez de Ribera, I marqués de Tarifa, concluyéndose los trabajos en 1555, aunque la iglesia estaba en funcionamiento en 1546. Por su parte, una lápida existente en la iglesia afirma que en ella ya se administraban sacramentos en 1539, y que el templo fue transformado en iglesia mayor de la villa en 1546, aunque tampoco estos datos parecen muy fiables. Así pues, nos encontramos con un verdadero vacío a la hora de abordar la historia de la construcción de la hermosa iglesia tarifeña.

Al igual que otras iglesias de la zona, el templo toma como modelo la Catedral de Sevilla. Presenta tres naves, siendo la central más ancha y más alta, mientras que el crucero sobresale en altura, pero no en planta. En el edificio se distinguen dos etapas constructivas bien diferenciadas. Por un lado se encuentran las naves laterales, la caja muraria y los pilares, que pertenecen a una primera fase. Las naves se cubren con bóvedas de crucería simple y los pilares tienen planta poligonal, decoración vegetal en la línea de imposta y recogen en baquetones las líneas de fuerza desde las bóvedas. En los muros, a excepción de la capilla mayor, se aprecia en la línea de imposta una moldura que se quiebra bajo las ventanas. Se trata de una obra similar a otras realizadas en la segunda mitad del XV o, como muy tarde, en la primera década del XVI, como las jerezanas parroquias de San Miguel y Santiago, la Prioral de El Puerto de Santa María o Santa María la Coronada de Medina Sidonia. Además, en el exterior del muro del evangelio se conserva el arranque de una portada que se ubica entre dos estribos poligonales decorados con baquetones y que en su interior alterna los citados baquetones con bandas de decoración vegetal, siguiendo un modelo idéntico a las portadas góticas de finales del XV de la zona, como por ejemplo las laterales de la jerezana parroquia de San Miguel. Por tanto, la iglesia de Tarifa hubo de iniciarse en este periodo. Es conocido que el templo se levantó en obediencia a una manda contenida en el testamento de Francisco Enríquez de Ribera, señor de Tarifa, quien falleció en 1509. Lo que se desconoce es en qué momento se inició la reconstrucción integral de la primitiva iglesia y de hecho no se sabe ni siquiera con exactitud la fecha de nacimiento del comitente por lo que, a tenor del estilo de lo construido, suponemos que los trabajos se iniciaron en la segunda mitad del XV. Lo que sí parece claro es que la obra se interrumpió de un modo abrupto, retomándose la construcción unos años más tarde, pues la decoración de la línea de imposta de los capiteles de los pilares del muro meridional, está sin hacer, quedando preparados los lugares correspondientes para recibir la talla.

Es una incógnita el momento exacto en que se reiniciaron los trabajos, que se centraron sobre todo en la cubrición del templo, pero sí que hay unas fechas aproximadas para datar esta segunda fase de la obra gracias a algunos documentos conservados en el Archivo de Protocolos Notariales de Jerez. De hecho, los contratos de compra de piedra se formalizaban en esta ciudad, ya que el material se adquiría a canteros jerezanos que trabajaban en las canteras de El Puerto de Santa María y después se enviaba por mar hasta Tarifa.

La primera referencia está fechada en 1520, cuando el cantero jerezano Antón Martín vende 120 sillares "a la yglesia de san mateos (SIC) de tarifa y a vos nufro sanches cantero maestro de la obra"(4). Del documento se deducen dos datos muy importantes. Por un lado queda claro que se estaban levantando los muros de la capilla mayor o se estaban recreciendo los otros, pues el tipo de corte que se demanda era el apropiado para este menester. Por otra parte es evidente que el maestro mayor era el hasta ahora desconocido Nufro Sánchez. Quizás se trate del mismo albañil que años más tarde se encontraba afincado en Medina Sidonia, si bien las obras que de él están documentadas no son de gran envergadura, por lo que parece un tanto extraño que alguien que trabajó en una obra de la prestancia de la parroquia de San Mateo de Tarifa se encontrase con el tiempo haciendo pocilgas en Barbate(5) y una diminuta ermita en Benalup(6).

Hay constancia de compra de más cantería en 1523, apareciendo en el registro de la carta como testigo Diego Ximénez de Alcalá, quien podría haber tenido algún tipo de relación con la obra(7). No obstante la venta de cantería documentada en 1530 se efectúa a "francisco cantero veçino de la çibdad de gibraltar maestro mayor de la yglesia de san mateo de la vylla de tarifa"(8), que no era otro que Francisco Rodríguez, el mismo que figuró muchos años como maestro mayor del Obispado de Cádiz, quien va a aparecer al frente de las obras hasta su finalización. Además, en 1545 se adquirieron sillaretes y tablas(9), lo que indica que se estaban cerrando bóvedas, pues las tablas eran los cortes utilizados para fabricar los plementos, en 1549 más sillares(10) y en 1558 sillares y basas(11), corte cúbico empleado para labrar las claves. Esta última fecha bien podría marcar el fin de una obra en la que encontramos una completa unidad estilística.

NOTAS

1. BARRA RODRÍGUEZ, Francisco: "Pleito entre los Jerónimos de Bornos y Don Fadrique Enríquez de Ribera. I Legados del fundador y primeras discrepancias", Anales de la Universidad de Cádiz. Cádiz. 1987. Nº III-IV. pp. 189-214.

2. AA.VV.: Tarifa. Cádiz. Diputación Provincial de Cádiz. 1984. pp. 118 y ss. Resulta especialmente pobre esta obra dedicada por completo a la historia y el arte de Tarifa.

3. TERÁN REYES, Francisco Javier: Tarifa y su historia menuda. Tarifa. Imagenta. 2011. pp. 135 y ss.

4. ARCHIVO DE PROTOCOLOS NOTARIALES DE JEREZ DE LA FRONTERA (APNJF). 1520. Oficio VII. Luis de Llanos. Fol. 508 y ss. 24 de marzo.

5. ARCHIVO DE PROTOCOLOS NOTARIALES DE MEDINA SIDONIA (APNMS). 1547-1549. Juan Fernández. Fol. 725 vto. y ss. 2 de febrero de 1549. El albañil Nufro Sánchez se obliga con el trapero asidonense Lope de Medina "de os hazer a mi costa en barbate termino de esta çiudad en la parte e lugar que bos me señalaredes ochenta sahurdas de tieRa muerta de tapia".

6. APNMS. 1555. Juan Fernández. Fol. 468 y ss. 8 de diciembre. El albañil Nufro Sánchez presenta como fiadores a Alonso Macías y Juan Gallardo de que hará la obra que estaba obligado a hacer a fray Domingo de Teba. Sánchez se había concertado con el fraile para hacer una ermita "en casa vieja termyno de esta çibdad", pero aunque había cobrado el precio total de la obra y recibido los materiales, "e yo el dicho nuflo sanches tengo enpeçada de hazer la dicha yglezia muncha parte de ella y no la he podido acabar en el tienpo". En consecuencia, fray Domingo había acudido a la justicia, quien encarceló al albañil y le obligó a devolver todo lo que había cobrado. Por esta carta el fraile, "por me hazer buena obra", le daba hasta el día de Carnestolendas del año siguiente para que entre los tres otorgantes acabasen la obra. En el documento se dice que había otra iglesia en Casas Viejas "a la parte de abaxo" y se estipulan las condiciones de la obra.

7. APNJF. 1523. Oficio VII. Luis de Llanos. Fol. 214 y ss. 8 de marzo.

8. APNJF. 1530. Oficio X. Baltasar de Lueña. Fol. 407 y ss. 13 de mayo.

9. APNJF. 1545. Oficio XVIII (VII). Simón García Copín. Fol. 451 y ss. 21 de septiembre.

10. APNJF. 1549. Oficio X. Bartolomé Gil de Palencia. Fol. 350 y ss. 13 de julio.

11. APNJF. 1558. Oficio VI. Diego López. Tomo I, Fol. 551 y ss.31 de julio.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios