fútbol Xerez DFC - La Palma CF: 2-0 / Xerez CD - Atlético Espeleño: 4-1

las dos orillas

José Joaquín León

El disparate de Cascos

SI hubiera que dar un premio a la mayor bobada política del año, el ganador sería Francisco Álvarez-Cascos. Lo que ha originado este hombre en Asturias es digno de pasar a los anales del disparate político. En la coincidencia electoral con Andalucía -que él mismo buscó, impidiendo la exclusividad del protagonismo andaluz- quizá ha pasado un poco desapercibido en esta nuestra comunidad lo que ha montado Álvarez-Cascos. Convocó elecciones anticipadas, cuando no ha pasado ni un año, con la excusa de la gobernabilidad, resultando que su Foro tenía 16 escaños y el PP contaba con 10. ¡Ya los quisiera ahora, ya! Una vez se resuelva el litigio del voto de los emigrantes, se conformaría con una mayoría por los pelos, inferior a la que ya tenía con los populares.

En Asturias el Foro de Álvarez-Cascos perdió 3 escaños (que pueden ser 4 con el que está en disputa por el voto de la emigración) y el PP se quedó igual que estaba. Los tres escaños perdidos por el Foro los han ganado PSOE (que pasa de 15 a 16), IU (que sube de 4 a 5) y UPyD, que logra 1, cuando no tenía representación. Esta distribución hace que el voto de Nacho Prendes, el diputado de oro del partido de Rosa Díez, pueda ser decisivo para formar un Gobierno de coalición con el Foro de Cascos y el PP, o con el PSOE e IU. Dicen que este diputado de UPyD ha sido el gran triunfador de las elecciones, pero tampoco lo vería yo así. Sólo obtuvo 18.379 votos, que suponen un 3,75%. Con este resultado, en Andalucía UPyD no tendría representación, pero en Asturias hasta podría poner de presidente a quien le parezca oportuno.

Estas elecciones no sólo han servido para que se vea el disparate de Cascos, sino también el disparate de algunas autonomías. Mientras que en Andalucía hay 109 diputados, en Asturias son 45. La diferencia es que Andalucía es la comunidad más poblada de España, con 8,42 millones de habitantes, mientras que el Principado de Asturias tiene 1,08 millones de habitantes. En Andalucía hay tres provincias (Sevilla, Málaga y Cádiz) que cada una de ellas solas tiene más habitantes que Asturias. Pero no disponen de 45 escaños cada una en el Parlamento. Ahí se ve que el despilfarro de algunas comunidades autónomas uniprovinciales es grotesco. Y para colmo, el señor presidente se dedica a anticipar elecciones para nada, aumentando el gasto público tontamente.

Es lamentable que un político relevante como Álvarez-Cascos, que fue vicepresidente del Gobierno, ministro y secretario general del PP con Aznar, haya emprendido una aventura como ésta, en la que ha dejado a su anterior partido roto y casi irreconciliable en Asturias. Y en la que él mismo se ha puesto la soga política al cuello por medir mal sus fuerzas, o por soberbia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios