YENDO AL GRANO

Víctor Cantero

¡La luz!

...Y la luz se hizo, pero a qué precio. Chico ha sido el pellizco que hemos notado en nuestro bolsillo los jerezanos al comprobar el cobro del último recibo de la luz... ¡Va, tan sólo unos euritos de más!, poca cosa. Pues mire usted, de poca cosa nada, que no están los tiempos para dispendios. ¿Cómo se explican ustedes este subidón por parte de Sevillana? En este asunto hay algo que no cuadra, o las mediciones del consumo eléctrico de cada abonado se han hecho a ojo, o a alguien le ha parecido oportuno probar suerte, por si la subida cuela. A mi ya me empezó a mosquear el asunto cuando Sevillana-Endesa decidió cambiar la facturación y el cobro de bimensual a mensual. Cambio legal pero que a todos nos pilló por sorpresa. ¿Qué intereses ocultos se esconden bajo este cambio? ¡Vaya usted a saber! En todo caso si se decidió cambiar, ¿por qué la empresa suministradora no consultó antes con sus clientes? Este modo de proceder no es correcto, y ya los tiempos de la trágala han pasado.

Pero con ser incorrecto, lo anterior se queda en insignificancia al comprobar que la citada entidad ha cobrado la facturación de diciembre de 2008 a precios de 2009. Esta práctica no es legal y los que confeccionan los recibos de Sevillana-Endesa lo saben. Los servicios públicos básicos que recibimos los ciudadanos: luz, agua, gas etc. experimentan la subida anual aprobada para cada sector con fecha de enero de cada año civil, y en modo alguno dichas subidas tienen carácter retroactivo. Este modo de proceder no es justo. Y aún menos justa es la táctica empleada por el suministrador eléctrico aquí referido: primero cobro los recibos con la subida estimada -que como están casi al 100% domiciliados, no hay problema- y luego que cada usuario reclame. Y ¿qué más, señores de la luz? Con esta práctica lo único que van a conseguir es que les lluevan miles de reclamaciones, y hasta es posible que más de uno se lo piense dos veces a la hora de que ustedes le sigan cobrando sus recibos por banco. Pero con sólo quejarnos poco hacemos, abierta como está la vía de la reclamación usémosla pues en derecho nos corresponde que nos devuelvan lo que es nuestro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios