Con lápiz y papel

Esto pasa en Jerez

sáez

¿han visto bailar al pequeño Cayetano por bulerías momentos antes de la salida de la Hermandad del Prendimiento? Seguro que sí pues el vídeo de este diminuto monaguillo ha conseguido mostrar en las redes el arte de una tierra que no logra destacar en el repaso diario que hacen las televisiones nacionales de las procesiones que recorren un país rico en tradiciones. Tengo que reconocer que cada vez me gusta más la Semana Santa de Jerez y es precisamente por eso por lo que estos días sentía tristeza al ver su escasa presencia, por no decir nula, en los programas nacionales. Ha sido una promesa del flamenco el que ha demostrado que: "Esto pasa aquí namas en Jerez", como podía leerse en Facebook.

Precisamente, la alcaldesa ha comentado estos días que el problema para que ésta sea declarada de Interés Turístico Internacional es que diez medios extranjeros deben hacerse eco de la misma. Algo que puede parecer tan sencillo por su singularidad, sorprendentemente se ha convertido en la polémica de una Semana Mayor que ha vuelto a brillar con luz propia, al margen de las disputas políticas. Teniendo en cuenta su grandeza, a estas alturas de la discusión, parece que la manera más efectiva de lograr la mejor difusión, viendo el vídeo de este pequeño artista, es invitar a un grupo de periodistas extranjeros a que vean con sus propios ojos el arte que inunda esta tierra porque eso es lo que le hace especial. A primera vista esta iniciativa puede sonar a un gasto que no se puede permitir un Ayuntamiento arruinado, lo cual es un tremendo error, ya que debe verse como una inversión segura si se quiere aspirar a un reconocimiento que traerá empleo y riqueza. Las administraciones tienen dinero en sus Presupuestos para promoción, tan sólo es cuestión de marcar prioridades. La bajada del paro en 381 personas por efecto de la Semana Santa parece un motivo más que suficiente Eso sí, antes urge un Plan de Limpieza capaz de atender la afluencia masiva de público, incluyendo medidas tan sencillas como más papeleras o concienciar al ciudadano de que las pipas no se tiran al suelo. No vaya a ser que el titular se vuelva en contra.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios