TRIBUNA LIBRE

La prueba del algodón

EN la última visita de la Comisaria Fischer a España el Presidente de Asaja-Cádiz le preguntó: Si España le pide el desacoplamiento total en el Algodón ¿Qué haría? Respondió: Por supuesto lo daría, pero dudo que España lo pida. Estaban la ministra y el consejero andaluz presentes. El desacoplamiento total está dentro de la filosofía del cambio de la PAC y, por tanto, es asumible por Europa.

La ministra en su día aceptó en el consejo europeo la reforma y después el gobierno español la recurrió y ganó en los tribunales. Es la primera vez que un acuerdo político en el consejo de ministros europeo se recurre y se gana, es un precedente gravísimo para el futuro pues los acuerdos políticos de los consejos de 27 ministros no serán firmes a partir de ahora. Por eso Europa no lo va a aceptar. Lo único que ha conseguido España es que la reforma que se presentó en noviembre pasado no se decida hasta después de las elecciones de marzo.

España se ha adelantado y para el 35% de ayudas acopladas éste año obliga a cosechar, es evidente que se trata de un cultivo inviable cuando se obliga a sembrar y cosechar. Si no se siembra el dinero se queda en Bruselas.

La experiencia después de dos años demuestra que parte de lo acoplado se ha quedado en Bruselas, concretamente el año 2006 se quedaron 8 millones de euros y el año pasado 10 millones, y hemos visto parcelas de algodón, en las mejores tierras de Andalucía, abandonadas en estado lamentable y sin recolectar, muchas de dirigentes de Coag, que sorprendentemente y faltando a la verdad pregona que las ayudas desacopladas es recibir dinero para no hacer nada.

Europa con la nueva PAC ha orientado a los agricultores y ganaderos para que produzcan para el mercado y les deja libertad para tomar sus decisiones, hasta el 2013 les ha garantizado unas ayudas para reconvertir sus explotaciones, las ayudas desacopladas permiten sembrar otros cultivos y, por tanto, buscar nuevas alternativas.

No se comprende que una organización que se dice de agricultores participe en estos momentos en una Plataforma de industriales y comerciantes obligando a los cultivadores a sembrar un cultivo inviable, que fomenta el absentismo empresarial, justo lo contrario que necesita el campo en estos momento en que está cambiando el panorama mundial de las materias primas.

Tan preocupante como la presencia en primera fila de la Delegada del Medio Rural de Jerez, Dª María del Carmen Martínez, ya que la mayoría de los cultivadores de algodón están en la tesis que defienden ASAJA y Upa. Un tiempo precioso perdido que debería emplear en la urgente puesta en marcha del PTA, que es la mejor inversión que podemos realizar para aprovechar el reto que los agricultores de la zona tenemos antes del 2013. Retrasar, por falta de dedicación, su puesta en marcha es de una enorme responsabilidad porque el tiempo es el valor más preciado que los emprendedores no se pueden permitir el lujo de perder, sencillamente porque se pierden las oportunidades y consiguientemente los mercados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios