A rienda suelta

Carlos Piedras / Cpiedras@diariodejerez.com

Una de pulpo en la Alameda

ESTUVE el otro día comiendo en la carpa de productos gallegos que se instaló en la Alameda Vieja. A mí me encanta el pulpo a feira (a la gallega, entendernos todos), pero igual que un pulpo bien hecho es imbatible, un pulpo hecho de cualquier manera es un auténtico fiasco (aquí en Jerez se recalienta, se pone frío, saturado de pimentón, muy pequeño...). Pues resultó que el pulpo era bueno, era casi casi como se puede comer en cualquier feria (feira) gallega. Yo no soy gallego -si subo, subo, si bajo, bajo- pero me gusta la liturgia que tienen los gallegos, sobre todo los de interior, con el pulpo. Por eso decidí llamar a amigos y compañeros para que se acercaran con un único mensaje: "tú verás, pero el pulpo que ponen en la carpa va en serio". Pues eso, decenas de personas comiendo 'en serio' pulpo, choricitos y criollos regados con discreto ribeiro y albariño (los hay muchos mejores, tampoco era caro) un sábado distinto.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios