Fútbol Xerez CD 1-1 Lebrijana · CD Guadalcacín 3-1 Alcalá · CD Rota 0-2 Xerez Deportivo FC

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

El vino de Jerez y Japón

Esperamos que lo que los japoneses tanto aprecian, se aprecie también en nuestro país

Hasta que se celebren las elecciones autonómicas de Cataluña, vamos a tomarnos un respiro, porque las declaraciones de los independentistas indignan al más templado, fomentando una crispación que será muy difícil de superar. Para eso, nada mejor que un cambio de tercio, escribiendo del vino de Jerez, que es una de las grandes cosas que hay en España y que admiran en todo el mundo.

Vean si no: en Japón, como se contaba en estas mismas páginas, Michiko Takanasi la propietaria del Sherry Club de Tokio y editora de la revista Sherry, duende de la bota abrió en 1986 el primer bar de Japón dedicado en exclusiva al Sherry y en 2005 consiguió el récord Guinness que premia al establecimiento del mundo con mayor número de referencias de vinos de Jerez: 227 referencias. Pero la cosa no acaba aquí, me cuenta mi hijo Juan que él tiene un amigo japonés al que ha visitado y que es dueño del bar De Ollaría, que ostenta en la actualidad el récord. Se llama Toshihiko Watanabe y para acreditarlo me manda las fotos del japonés, con gafas y con la sempiterna sonrisa, que debe ser el uniforme de diario de los nipones. Detrás del mencionado aparecen en la foto una serie incontable de vinos de Jerez. Bueno, incontables no, porque los del libro de los récords sí que los han contado, 297, y desde 2014 vienen recibiendo la mención por el récord. Con lo que no contaba Guinness ni Toshihiko es con la precisión española, porque después de presumir del récord, un amigo de mi hijo, que lo acompañaba, le preguntó por el Carta Plata, que no tenía y para darle una segunda oportunidad, por el Felipe II, que tampoco. Mala suerte, porque no siempre un descendiente de una familia bodeguera, con sede social en Cádiz, te pregunta por marcas de su familia, aunque el japonés se defendió bien, aduciendo que esas marcas ya no están en el mercado. Y es una lástima porque las Cartas de Blázquez, sobre todo Carta Plata, eran una delicia para el paladar y el coñac, Felipe II era muy útil para equilibrar la cuenta de resultados. El bar de este japonés también sirve comidas, bajo el rótulo "menú del día". Como los platos están escritos en japonés no puedo darles más detalles, aunque junto a los caracteres puedo leer en la foto que hay "tapas; ajillo; pescado y carne".

Esperamos que lo que los japoneses tanto aprecian, se aprecie también en nuestro país y no ocurra que en hoteles de 5 estrellas, como me pasó en Valencia, no tengan ni un solo oloroso, amontillado, ni fino de Jerez.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios