La A-381 posibilita el salto industrial de Alcalá y Medina

  • Polanco invertirá 7,8 millones en su factoría de Alcalá de los Gazules al tiempo que dos empresas más negocian instalarse junto a la maderera

Alcalá de Los Gazules y Medina son las dos localidades que mejor están aprovechando su nuevo emplazamiento estratégico tras la apertura a la circulación de la autovía A-381 entre Jerez y Los Barrios con la puesta en marcha de proyectos industriales de gran calado económico y laboral. Ejemplo de las expectativas de revitalización de estos pueblos es la inversión concretada ayer por Grupo Polanco en su proyecto de ampliación en Alcalá. La firma gaditana, líder en la fabricación de piezas de carpintería y ebanistería para la construcción, anunció que destinará 7,8 millones de euros a levantar su factoría junto al polígono industrial La Palmosa, a los pies del municipio alcalaíno y del trazado de la A-381, y se comprometió a crear 59 puestos de trabajo, de los que 30 serán de carácter indefinido.

Juan Polanco, presidente del Grupo, guió ayer por las obras del futuro parque empresarial Los Robles al consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, y a otros representantes de la Administración andaluza y del sector empresarial de la provincia. La compañía maderera está preparando una superficie de 10 hectáreas de suelo industrial para construir su fábrica, de alrededor de 10.000 metros cuadrados, "concebida como el segundo principal motor del Grupo" después del que gestiona en Chiclana, según informaron desde Polanco.

La nueva planta, cuya inauguración se prevé a principios del año que viene, se encargará de fabricar perfiles para la construcción (bastidores y molduras, por ejemplo), contará con una línea de barnizado de estos perfiles y montará puertas en block de forma automática.

Polanco instalará, en principio, una sola nave, aunque se reserva la posibilidad de habilitar otras dos para trabajar con gamas de productos diferentes, según explicaron fuentes del Grupo.

El resto del parque empresarial Los Robles, unas 10 hectáreas de superficie útil que se sumarán a las otras 18 hectáreas ya operativas en La Palmosa, será gestionado por la división Polanco Desarrollos Industriales, que vende paquetes de suelo desde 200 a 6.000 metros cuadrados para la instalación de otro medio centenar de compañías. La compañía adelantó que en estos momentos tiene negociaciones "muy avanzadas" para la instalación de dos empresas dedicadas a los sectores logístico y agrario.

El parque empresarial alcalaíno de Polanco se proyecta desde 2003 y en los últimos cuatro años ha superado una compleja tramitación urbanística por ubicarse en terreno protegido, según explicó el alcalde del municipio, Arsenio Cordero (PSOE). Pese a estas dificultades, Juan Polanco agradeció ayer el respaldo de las administraciones. "Cuando un empresario tiene la idea de crecer en su actividad, lo más importante es que no se encuentre con obstáculos", observó el presidente del grupo maderero.

Polanco coincidió con el consejero de Innovación, Francisco Vallejo, y el alcalde de Alcalá, Arsenio Cordero, en valorar la importancia estratégica del pueblo y su área industrial La Palmosa al abrigo de la Jerez-Los Barrios.

De las facilidades que esta infraestructura aporta al sector industrial también se beneficiará Medina, que ha apostado por la construcción de un polígono industrial en las inmediaciones de la autovía. Las obras de la primera fase del complejo El Machorro comenzarán en abril con la urbanización de 34 hectáreas en un suelo público que estará aparejada a una fuerte inversión comercial. Para acometer esos trabajos de urbanización, que cuentan con una inversión de 16 millones de euros y están en fase de licitación, se han presentado un total de 35 propuestas empresariales.

La zona industrial se ampliará más adelante con el desarrollo urbanístico de otras 40 hectáreas. En conjunto, Medina dispondrá de unas 75 hectáreas en El Machorro, aunque el alcalde asidonense señaló que "es difícil determinar cuántos negocios se instalarán" en este espacio.

El crecimiento económico de Alcalá y Medina y su vinculación con las facilidades de la A-381 se hace patente con la llegada de firmas comerciales. El alcalde de Medina apuntó que la Jerez-Los Barrios, además de facilitar la presencia de nuevas empresas, también está aportando una cantidad de visitantes sin precedentes al pueblo. "Con esta carreterra todo ha cambiado. Medina basaba su economía en el sector primario, en la agricultura y la ganadería, hace sólo 15 años y ahora es el sector servicios el más pujante con diferencia", razona Carrera.

En esa misma línea se expresa el alcal de Alcalá de los Gazules, Arsenio Cordero, que destaca el avence del turismo y está convencido de que la A-381 ha dado la vuelta al futuro económico de su localidad. "Alcalá se ha convertido a nivel provincial en la población con mayor crecimiento en la construcción de viviendas de segunda residencia, sólo por detrás de Barbate, pero por delante de municipios costeros como Vejer o Conil", aseguró el alcalde.

Cordero observó que en Alcalá, con unos 6.000 vecinos, se nota considerablemente el aumento de visitantes durante los fines de semana y los puentes, cuando el pueblo llega a alcanzar los 8.000 habitantes de media. "Este dato lo estamos comprobando mediante el control de los recibos de basura, agua y consumo eléctrico, que se disparán en épocas festivas", argumentó Cordero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios