Acepta 6 meses de cárcel tras exhibirse desnudo ante menores y masturbarse

  • El portuense tenía prohibido acercarse a los niños y quebrantó esta orden, por lo que debe pagar una multa

El Juzgado de lo Penal número 1 de Cádiz ha condenado a un vecino de El Puerto a seis meses de prisión por exhibirse desnudo a uno menores mientras se masturbaba y les hacía proposiciones sexuales. Se da el caso de que, por estos hechos, el acusado tenía prohibido aproximarse a los niños por orden del Juzgado de Instrucción número 4 de El Puerto. El procesado quebrantó por dos veces esta medida de alejamiento, razón por la que también ha sido condenado a pagar una multa de 1.400 euros.

El exhibicionista evitó la celebración del juicio toda vez que las partes implicadas en este procedimiento llegaron a un acuerdo. En el acto de conformidad el portuense aceptó la autoría de los hechos y el magistrado Juan Sebastián Coloma dictó entonces sentencia firme. Se acordó asimismo la suspensión de la pena de prisión.

La resolución judicial expone que en mayo de 2015 el ahora condenado, que padece retraso mental ligero y es alcohólico, se encontraba en la calle Noray de El Puerto cuando vio en las inmediaciones a un grupo de chavales -todos menores de edad- que se encontraban jugando. En un momento dado, el procesado se dirigió a los niños y les dijo. "Venid aquí que os voy a enseñar una cosa". Cuando los chicos se acercaron, el acusado se bajó los pantalones y los calzoncillos y comenzó a masturbarse.

Al días siguiente, este mismo vecino se encontró a uno de los menores del grupo y le profirió frases de índole sexual, las mismas que ya empleó durante la jornada anterior y que aludían a sus preferencias sexuales.

Por auto de 27 de mayo de 2015 del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de El Puerto, el acusado tenía prohibido aproximarse a menos de 150 metros de los jóvenes mencionados, de sus domicilios o de cualquier lugar que frecuentaran. Asimismo, no podía comunicarse con ellos por medio alguno. Dicho auto le fue notificado al procesado el mismo día bajo apercibimiento de incurrir en delito de quebrantamiento en caso de incumplimiento. Aún así, al día siguiente, sobre las 18:45, el hombre fue localizado cerca del domicilio de dos de los menores.

Por auto de 29 de mayo del mismo juzgado, con el objetivo de que el acusado pudiera seguir residiendo en su domicilio (dada la imposibilidad económica, familiar y social de obtener otro lugar donde pernoctar), se modificó la distancia de prohibición de aproximación de 150 metros a 50 metros. A pesar de ello, el 31 de mayo de 2015, sobre las 9:10 de la mañana, el portuense se encontraba otra vez cerca del lugar de residencia de uno de los niños. Entonces fue detenido por agentes de la Policía Nacional. Este hombre fue privado de libertad por esta causa desde el 1 de junio de 2015 hasta el 16 de diciembre del mismo año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios