Airbus tira de su avión más clásico por la falta de pedidos de sus productos estrella

  • El presidente del Grupo en España anuncia un contrato con la India para 56 aviones C295, admite dificultades para lograr clientes del A400M y reconoce que "el A380 no se vende"

Airbus España peleará contra la falta de pedidos de sus productos estrella, el superjumbo A380 y el militar A400M, gracias a un nuevo contrato a la vista, curiosamente, de uno de sus modelos clásicos, el C295. El presidente de Airbus España, Fernando Alonso, reconoció ayer las dificultades que están teniendo para encontrar nuevos clientes del A380 y del A400M, aunque se mostró convencido de que van a vender nuevas unidades del modelo militar porque es "el único en su categoría". Al mismo tiempo, anunció un nuevo contrato pendiente de aprobar para 56 aviones C295 para la India.

Así lo señaló en un desayuno informativo de Forum Europa, donde la presidenta de la Junta, Susana Díaz, presentó al conferenciante. Sobre el nuevo contrato de 56 aviones C295 con la India, el presidente de Airbus España explicó que "los tiempos allí son distintos", pero "somos el único avión seleccionado y cumplimos todas las especificaciones". "Solo queda por abrir el sobre y negociar, pero ahí llevamos ocho meses", advirtió. "Ser más proactivos es peor, no ayuda y no es un problema de presión política", subrayó, a la vez que hizo hincapié en que ganarán "seguro" ese contrato "aunque no se sabe cuándo".

Así, respecto a la fabricación del C295, programa del que buena parte se realiza la factoría del Centro Bahía de Cádiz (CBC) en El Puerto, y también en Sevilla, Alonso señaló que, aunque es "líder en su mercado", al ser "un mercado pequeño sufre altibajos".

Esa fue la parte positiva de su intervención ayer. El presidente del Grupo en España no ocultó que el A380 cuenta con "una ventaja competitiva reducida". "No conseguimos vender este avión", advirtió Alonso, quien reconoció que, "aunque es el mejor avión", no convencen a las aerolíneas para hacerse con uno de estos modelos. En esta línea, afirmó que la compañía lleva "cuatro o cinco años sin vender ninguno", lo que afecta a Puerto Real y a Tablada en Sevilla por la reducción en la producción que conlleva. En este punto, cabe recordar que este menor ritmo de salida en los modelos del superjumbo ya trajo consecuencias en el plano laboral. Un grupo de trabajadores tuvo que dejar su puesto en la factoría sevillana y en la puertorrealeña no siguió otro grupo de empleados que habían sido contratados de forma temporal. Sin embargo, y según fuentes sindicales consultadas ayer por este periódico, todos han sido ya recolocados en algún lugar del Grupo, ya que quedaron incluidos en una bolsa de trabajo.

Respecto al A400M, Alonso destacó ayer las 174 unidades vendidas dentro de este programa, pero afirmó que para que el programa funcione deben vender "otras tantas a la exportación". Tras indicar los "graves problemas" del año pasado con los motores, llamó la atención sobre la dificultad de encontrar clientes nuevos cuando los que ya operan con el A400M vuelan poco. No obstante, se mostró convencido de que el A400M va a venderse, aunque cueste arrancar las ventas, por lo que hay que "adaptar el ritmo de fabricación".

El presidente de Airbus España se refirió también al informe técnico pericial elaborado por la Comisión para la Investigación Técnica de Accidentes Aeronaves Militares (Citaam) sobre el accidente del A400M del pasado 9 de mayo de 2015. Alonso apuntó que "no ha salido nada que no supiéramos ya y hubiéramos corregido". "Es un informe extremadamente completo de un accidente muy complejo", aseguró, toda vez que "el 80% de las acciones que recomienda el informe ya están cumplidas". De esta manera, garantizó que la aeronavegabilidad de la flota desde el accidente ha estado asegurada correctamente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios