Alerta sobre el aumento de agresiones a profesionales

  • El Colegio de Médicos de Cádiz asesoró a 48 colegiados en 2007, frente a los 40 de 2006 y 2005

El Colegio de Médicos, a través de su asesoría jurídica, desarrolló en 2007 un total de 48 actuaciones relacionadas con agresiones físicas o verbales a colegiados por parte de pacientes, sus familiares o sus acompañantes. La estadística, calificada de "alarmante" por el Colegio, supone un 20 por ciento más de casos con respecto a los denunciados en los dos años anteriores, con cifras que rondaron los 40 episodios de violencia verbal o física contra facultativos de la provincia.

El año 2008 ya ha inaugurado su particular lista negra de agresiones a médicos. Sólo en la primera semana de enero, la asesoría jurídica del Colegio ha prestado una primera asistencia a cuatro colegiados víctimas de agresión, según informó ayer el colectivo en un comunicado.

A estas cifras, "que representan un panorama fiel de la realidad", habría que añadir aquellos casos de agresión que el médico decide no denunciar. En este sentido el Colegio insiste en su llamamiento para que cada caso de agresión vea la luz y sea el propio médico quien dé ese paso, "de modo que no se propicien situaciones de impunidad que deriven en un sentimiento de indefensión por parte del profesional".

El presidente del Colegio de Médicos, Ricardo Miranda, calificó las estadísticas del pasado año como "preocupantes". "Aunque es un problema que va en aumento en todo el territorio nacional, en el ámbito de nuestra comunidad autónoma las cifras no sólo no han disminuido sino que continúan aumentando, pese a haberse firmado desde el Consejo Médico Andaluz un acuerdo con la Junta de Andalucía", advirtió Ricardo Miranda.

Ante esta situación, el presidente del colectivo médico considera que las autoridades sanitarias "no están haciendo lo suficiente" para concienciar a los ciudadanos de que el médico es un servidor público y "no tiene por qué pagar las deficiencias del sistema sanitario".

El Colegio reseñó, en contraposición, la "progresiva concienciación" que los Juzgados están adquiririendo respecto al problema de las agresiones a profesionales en el ejercicio de su labor asistencial, objetivo en el que han contribuido la mayor relevancia pública del fenómeno y su repercusión mediática, con presencia casi a diario en los medios de comunicación de casos de agresión a profesionales de la salud o de otros ámbitos como el educativo.

Pese a ello, el Colegio médico lamentó que aún existan sentencias que tipifican las agresiones como simples faltas y pidió más respaldo a los fiscales y más dureza en las penas.

La asesoría jurídica del Colegio de Médicos recomienda a los colegiados que siempre que sufran una agresión presenten la correspondiente denuncia, "por muy incómodo que puedan considerarlo". El paso de denunciar la agresión, pese a que para el médico pueda suponer una situación límite, tieneel efecto de aumentar la autoestima y extender el ejemplo, según el Colegio. El hecho de contar con una sentencia favorable de condena actúa como medida de prevención, también por parte de los centros de trabajo.

El Colegio recuerda que tiene designado a un abogado expresamente para atender los casos de amenazas y agresiones a colegiados de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios