Alfonso Perales, el alcalaíno

  • El diputado socialista fallecido al final del año pasado es desde ayer Hijo Predilecto de la Ciudad que le vio nacer, título que entregó a sus hijos su amigo, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba

Comentarios 2

"Cada día tiene su afán", solía decir Alfonso Perales. Ayer, cuando se cumplía un año y una semana de su fallecimiento, el afán del pueblo que le vio nacer fue el reconocimiento al alcalaíno, al ciudadano, al hombre público cercano a los suyos y a sus costumbres. El homenaje a quien, con su trabajo incansable, allá donde lo ejerciese, contribuyó al progreso de los andaluces, también al de sus paisanos. Desde ayer, el diputado socialista Alfonso Perales Pizarro (1954-2006) es ya para siempre Hijo Predilecto de Alcalá de los Gazules y justo merecedor de la Medalla de Oro de la Ciudad a título póstumo.

Fueron sus hijos Ofelia y José Alfonso quienes recibieron las distinciones de manos del amigo y compañero Alfredo Pérez Rubalcaba, ministro del Interior, un honor que le cedió el alcalde alcalaíno, Arsenio Cordero. Se las entregaron a su madre, Ofelia Moreno, en un emotivo y sencillo acto que se celebró en un polideportivo repleto de familia, amigos, autoridades provinciales, andaluzas y nacionales y vecinos de toda simpatía política, pese a la ausencia de los ediles del PP.

Todos rindieron homenaje a Alfonso Perales, que les observaba con una mirada gigante y una sonrisa amable y socarrona. De ese fino sentido del humor tuvo un reflejo el quinteto de la Orquesta Manuel de Falla, cuando interpretó Como un burro amarrado a la puerta del baile, de Manolo García, junto a Para la Libertad y Mediterráneo, de Serrat. Yesterday, de The Beatles, cerró un concierto trenzado con sus preferencias musicales.

A continuación, el secretario general de la Corporación, Jorge Jiménez, dio lectura al acuerdo de Pleno por el cual el Cabildo concedió por mayoría absoluta, (los dos ediles del PP se abstuvieron) el título de Hijo Predilecto de la Ciudad a Alfonso Perales.

En nombre de la familia, Ofelia Perales, emocionada, agradeció el reconocimiento de todo un pueblo a su padre: "El respeto hacia alguien no debe entender ni de colores ni de partidismos, consiste sólo en mostrar afecto por aquellos que contribuyeron con su dedicación a la historia de un pueblo", afirmó. "Esto no es un acto político, sino una muestra de afecto hacia un político. Se equivocan y me entristecen quienes lo tacharon de partidista. Hoy doy las gracias con la mayor de mis alegrías por esta distinción, que me hace sentirme mucho más orgullosa de mi padre".

El alcalde alcalaíno hizo una semblanza de la trayectoria del dirigente socialista, pero antes lamentó "que el nombramiento no saliese adelante de forma unánime, como todos hubiésemos deseado", pese a que Perales fue "la más importante personalidad política y pública de la historia de Alcalá de los Gazules".

Recordó el regidor municipal su trayectoria desde la inquietud juvenil frente a las injusticias de la dictadura a su papel clave en la refundación del PSOE gaditano y andaluz y a su trabajo en favor de la libertad y la democracia. De su etapa como concejal del Ayuntamiento de Cádiz, a la de consejero de Gobernación, pasando por la Presidencia de Diputación. Y de su labor en favor de la provincia como diputado en el Congreso. Y en favor de la comunidad autónoma, con la reforma del Estatuto de Andalucía, "que consiguió el mayor apoyo parlamentario conocido". Por último resaltó su faceta humana, la "de ese Alfonso afable, cariñoso, asequible y cercano que se sentía feliz en Alcalá, saludando a unos y a otros, escuchando demandas de ayuda de la gente".

Cerró el acto Pérez Rubalcaba, quien ensalzó tanto al hombre como al político. El ministro, que le sucede en la cabeza de lista del PSOE al Congreso por Cádiz, confesó que sigue sintiendo la misma sensación de "injusticia" por la muerte "casi repentina" del compañero, a quien le unía una estrecha amistad. Lamentó que "se fuera para siempre cuando estaba pletórico, comenzando a paladear el merecido éxito de su último y tenaz trabajo" para lograr que Andalucía tuviera "el mejor Estatuto posible".

Rubalcaba recordó a Alfonso como un hombre "solidario, generoso, leal y honesto", un "buen compañero, buen socialista y, sobre todo, muy buena gente". El ministro dijo sentirse "honrado" de participar en un homenaje justo. "Alcalá ha hecho hoy Hijo Predilecto a una persona que hizo de Alcalá su ciudad predilecta", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios