Algeciras pedirá indemnizaciones por los vertidos de fuel en sus playas

  • Un remolcador de bandera estadounidense se sumó ayer a las labores de rescate del chatarrero 'New Flame', que afrontan varios días de tiempo estable · Ecologistas insisten en los riesgos de la operación

El Ayuntamiento de Algeciras acudirá a la vía judicial para reclamar indemnizaciones por los vertidos de hidrocarburos que han sufrido las playas del municipio desde el 20 de diciembre. El alcalde, Tomás Herrera (PSOE), aseguró ayer que está a la espera de que salga a la luz un informe para exigir responsabilidades "a quién corresponda".

El primer edil indicó que, si se confirma que el fuel llegado a la costa procede del chatarrero New Flame, la acción judicial se dirigirá contra el armador del buque o el Gobierno de Gibraltar, encargado de las operaciones de rescate del barco semihundido cerca de Punta Europa. "Los vertidos han supuesto un importante coste económico para las arcas municipales y han ocasionado un grave daño medioambiental", manifestó el regidor algecireño.

El alcalde recordó que el Ayuntamiento ya está en juicio por el incidente del Sierra Nava, que encalló en la Punta de San García en enero del año pasado, para que se indemnice al municipio por el desastre ecológico.

Herrera visitó ayer la playa de La Concha para comprobar su estado acompañado por cuatro ediles. La zona estaba libre de fuel. Sin embargo, junto al puente del Acceso Norte aún quedaban restos de la carboncilla que arrastró las olas el pasado 1 de enero. Tres operarios y una excavadora se afanaban en eliminarlos.

Mientras, el remolcador Warrior, de bandera estadounidense, se sumó ayer a las labores de rescate del New Flame, una vez que la empresa de salvamento de naves Titan Maritime -contratada por la aseguradora del buque chatarrero embarrancado desde el 12 de agosto- retomara el viernes sus trabajos, que estaban paralizados desde el día 31.

El portavoz del colectivo conservacionista Verdemar, Antonio Muñoz, informó a Europa Press de que el Warrior es un remolcador que tiene una grúa con polea y cable de acero «que viene a reforzar» el trabajo de salvamento del chatarrero iniciado por el Fotiy Krilov, Mistral y Union Beaver.

En vistas de la previsión de tiempo favorable, el portavoz ecologista reclamó a las administraciones celeridad en las labores de rescate antes de la llegada de un nuevo temporal y pidió máximo cuidado en las maniobras para evitar que las 42.0000 toneladas de chatarra que contiene el buque, cuyas características no han sido aclaradas por Gibraltar, se derramen al mar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios