Ambiente perfecto para la primera jornada del fin de semana de Feria

  • Aumentaron algo las temperaturas, pero se calmó el fuerte levante del viernes, y la afluencia de personas en Las Banderas demostró de nuevo el buen estado de salud del que goza la fiesta portuense

Comentarios 5

Un fin de semana al año, El Puerto deja de ser El Puerto y pasa a llamarse Las Banderas. La ciudad queda casi desierta y se traslada a una explanada situada camino de Sanlúcar. Y el fin de semana, como por arte de magia, se alarga hasta más allá del domingo. Y esa ciudad se llena de alegría, y de vino.

El Puerto vivió ayer un día grande de Feria, preludio de los días que aún quedan (no hay que olvidar que el lunes es fiesta local y, por ende, hay cita con el recinto de Las Banderas, por más que los rumores hayan tratado de eliminar dicha jornada). El tiempo acompañó notablemente, volviendo a subir ligeramente las temperaturas, pero desapareciendo casi por completo el molesto levante que protagonizó la jornada del viernes.

Por lo demás, según fuentes municipales, no está habiendo incidentes que reseñar en la jornada de ayer. Sí hubo un hecho que, al final, quedó en anécdota pero que ocurrió en los momentos de mayor afluencia diurna en la Feria. Sobre las cuatro de la tarde de ayer se detectó la quema de uno de los cables que suministra electricidad al recinto. Éste se encontraba situado en la confluencia de la calle Villa de Madrid con la avenida principal del recinto, junto al lado de la caseta del Partido Popular. Una dotación de bomberos llegó a la zona y acordonó parte de la acera en previsión de que el cable pudiera desprenderse. Minutos después llegaron dos operarios de la empresa Iluminaciones Ximenez (que monta el alumbrado extraordinario de la Feria) para reponer el cable quemado. Esto provocó que durante unos minutos buena parte de las casetas de la Feria se quedaran sin suministro eléctrico. Daba igual, todo quedaba en una anécdota. No faltaban las ganas de pasarlo bien por lo que más de uno decidió arrancarse por sevillanas en vista de que la megafonía de la caseta dejaba de funcionar y así continuar la fiesta.

La jornada de ayer a mediodía era uno de los momentos de mayor afluencia de personas en Las Banderas; almuerzos de compromiso, quedadas con los amigos y compañeros y otros actos protocolarios como la recepción municipal a las reinas de las fiestas de cada una de las localidades que conforman la mancomunidad de municipios de la Bahía de Cádiz: ninfas, salineras, coquineras, damas, etcétera, con paseo en coche de caballos incluido.

Los medios de comunicación, una vez más, fueron agasajados por los partidos políticos locales, que en la jornada de ayer, corrían a cargo del Partido Andalucista y el Partido Popular (en cuya caseta se contó con la presencia de altos cargos provinciales como José Loaiza o Antonio Sanz entre otros.)

Pero ya por la noche, como es habitual, el recinto Ferial dio paso a la marabunta juvenil, que aprovecha para mezclar el encuentro multitudinario de gente de la misma edad con el botellón castizo y corriente de cada fin de semana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios